•  |
  •  |
  • END

Pese a que doña Norma Lila Hodgson Ayerdis, de 44 años, quedó en prisión preventiva ayer junto a Anielka del Carmen López y Rochall Rafael Velásquez, por aparentemente haber participado, como autora y cómplices, respectivamente, en la sustracción de un niño de tres meses del Hospital “Fernando Vélez Paiz”, la “cuarentona” se declaró víctima, acusó de irresponsables a las autoridades hospitalarias y afirmó que aún falta un niño por recuperar.

Hodgson alega que Anielka López sí tuvo un bebé en el Hospital “Bertha Calderón”, el que presuntamente “se extravió” a la hora del traslado hacia el “Vélez Paiz”, pero no presentó ni un solo documento para corroborar la coartada.

“Es un hospital irresponsable….Falta un niño, que es el que ella tuvo en el ‘Bertha’, que está perdido. Entre los dos hospitales tienen que decir qué se hizo el niño”, insistió en decir la acusada, quien por medio de su abogada dijo que toda esta situación le ha ocasionado daños morales y económicos.

Sin embargo, la defensa de Anielka López, Marcio Quintero Matute, explicó que la epicrisis que el Hospital “Bertha Calderón” le extendió a su cliente dice que la misma fue sometida a un legrado, es decir, no hubo ningún alumbramiento de criatura alguna, pero de todos modos adelantó que va a solicitar más información en el centro asistencial sobre el caso.

Todos en la escena
Según la acusación que presentó el fiscal Juan Manuel Canelo en el Juzgado Sexto Local Penal, los tres acusados supuestamente planearon la sustracción de Deylan Steven Reyes, de tres meses de nacido, desde el siete de enero de este año, cuando López se “plantó” en el área de Gastroenterología del hospital, mientras Hodgson esperaba afuera en actitud sospechosa.

Durante los tres días que pasaron desde que López apareció en el hospital y el diez de enero, cuando fue sustraído en base a engaños de los que fue víctima la madre del menor, Lady Reyes, el acusado Velásquez supuestamente le llevaba comida a Anielka del Carmen, bajo el supuesto de que era su compañera de vida.

Los abogados defensores de los acusados dijeron que probarán la inocencia de todos en juicio, pero por el momento quedaron en prisión preventiva porque la juez María Iveth Pineda no dio lugar ni a los alegatos de detención ilegal ni a las medidas alternas que le propusieron. La audiencia inicial del juicio será el 21 de enero.

Como se recordará, el niño robado fue recuperado el once de enero por la Policía, gracias a información de inteligencia originada desde el barrio donde vivía Anielka López.