•  |
  •  |
  • END

“La sangre corrió a raudales” por las calles del Distrito Seis durante el fin de semana, donde al menos cinco personas perdieron la vida de forma violenta, confirmaron las autoridades policiales.

La última víctima fue Carlos Rivera Ortiz, de 25 años, quien recibió un impacto de bala en la cabeza.

El joven que trabajaba en una maquiladora fue baleado por desconocidos cerca de la rotonda del anexo de Villa “Esperanza y Reconstrucción”, casi a la medianoche del domingo.

“Kalin”, como era conocido el joven obrero de la maquila, expiró a las 3:40 minutos de la madrugada del lunes en el quirófano del Hospital “Lenín Fonseca”, donde los médicos trataban de salvarlo de la muerte.

El capitán Bismark Jiménez, vocero de la Estación Seis de Policía, dijo que el deceso del joven, quien deja en la orfandad a dos niñas de 4 y 6 años, respectivamente, fue confirmado por sus familiares.

Aunque las autoridades policiales todavía no tienen ningún sospechoso detenido, los amigos de Rivera señalan como presuntos autores del homicidio a un sujeto apodado “Cien” y a otro que le dicen “El Cuñado”, quien supuestamente es policía.

Entre las otras cuatro muerte violentas del fin de semana en el Distrito Seis, está la del motociclista Evert José Gómez, quien se estrelló contra la parte trasera de un vehículo cerca de la rotonda de la Zona Franca “Las Mercedes”.

Las autoridades de la VI Sección de Policía también confirmaron el deceso de un niño por asfixia, porque aparentemente su madre se durmió sobre él por el estado de ebriedad en el que se encontraba.