•   CARAZO  |
  •  |
  •  |
  • END

La madrugada del domingo, después de que se realizó una fiesta en el barrio San Francisco, en Diriamba, las autoridades policiales encontraron con vida al joven Silvio Antonio Mercado Osorio, de 23 años, pero tenía múltiples golpes en diferentes partes del cuerpo que le provocaron la muerte ayer.

Ana Julia Mercado recordó que su sobrino salió de su casa con su padre para ir a la fiesta, pero como los dos andaban tomados, fueron interceptados por un grupo de delincuentes que los masacraron a golpes con tubos de hierro y piedras.

“Mi sobrino estuvo cinco horas en estado crítico en el Hospital Santiago de Jinotepe, hasta que el sufrimiento cesó al momento que falleció”, acotó la humilde señora.

“Esperamos que la Policía investigue a fondo el caso, pero para nosotros fue por rencillas personales y queremos que se haga justicia porque al que mataron no era un animal, sino una persona que deja en la orfandad a una niña de cinco años de edad”, explicó Ana Mercado.

Muerte cerebral

El médico forense Reynaldo Cruz dictaminó como causa de muerte politraumatismo craneal, lo que provocó hemorragia severa intracraneal, con lesiones a nivel de cuero cabelludo, cara, ojos, maxilar derecho e izquierdo y región nasal, lo que tuvo un desenlace fatal por muerte cerebral.

No fue posible conversar con la Comisionada Marisol Aburto, jefa de la Policía de Diriamba, porque no se encontraba en la delegación, pero una fuente confirmó que las autoridades ya tienen detenido a ocho supuestos coautores del crimen.

Natalia González Meneses, pobladora de San Francisco, dijo que se siente desamparada por la falta de presencia y vigilancia por parte de la Policía Nacional en el barrio donde ocurrió el asesinato.