•  |
  •  |
  • END

Nueve días de cárcel para “El Maestro”
Nueve días de prisión preventiva le decretó la jueza Penal de Audiencia de Tipitapa, Vicky López, a Edwin José Torres Palacios, alias “El Maestro”, acusado de violar a una joven de 16 años. La acusación presentada por la fiscal auxiliar Gioconda Gutiérrez, detalla que el abuso sexual también causó lesiones psicológicas graves a la víctima.

“El Maestro” supuestamente aprovechó que la víctima estaba sola y tenía abierta la puerta que da al patio de su casa para tomarla por sorpresa por la espalda, la levantó en peso, la llevó hasta un cuarto, donde procedió a mancillarla. La audiencia inicial para el acusado de violación fue programada para el próximo 15 de octubre.

Testigos “hunden” a Castaño
“Sí, estoy segura que era él….La gente no viene aquí (a atestiguar) por miedo, no porque no hayan visto nada. Ya lo conocen como es él: toda la vida ha sido pandillero y camina armado y en grupo”, dijo Araceli Flores, quien ayer identificó a Luis Enrique Castaño Guzmán como la persona que descendió de un auto negro para “rematar” de un balazo a su madrastra, Lilliam Videa Acuña, en una calle del barrio El Recreo, hace dos meses. También ayer declaró la hermana de la fallecida, quien señaló que días antes de que el crimen se materializara, Castaño habría hecho tres disparos al aire para intimidarla, por lo que Acuña le dijo: “Si algo me pasa, vos ya sabés de dónde viene”, porque la víctima había recibido dos amenazas de muerte más, una de ellas hecha por una mujer que fue compañera de vida del sospechoso. “Además yo lo miré, él fue (el que le disparó)”, concluyó la testigo, quien no sabe si su hermana Lilliam tuvo que ver en el encarcelamiento de Castaño, que deberá regresar ante el juez Séptimo Penal de Juicio, Octavio Rothschuh, para la continuación del proceso por asesinato, este 13 de octubre.

Mal presagio
Si por la víspera se saca el día, Michael Manuel Rodríguez no tiene muchas esperanzas de salir bien librado del juicio que el Ministerio Público promovió contra él por la presunta coautoría del delito de homicidio, porque el otro acusado, Norlan Antonio Soto, se declaró culpable del crimen ante el juez Séptimo Penal de Juicio, Octavio Rothschuh, y extraoficialmente se conoció que será condenado a doce años de cárcel. Según la acusación presentada por la fiscal Sugey Fúnez, el 21 de junio de este año, Soto mató de un machetazo en la cabeza a Wilmer Antonio Méndez después de que Rodríguez lo derribó de una pedrada en la cabeza, crimen acaecido en el barrio “Walter Ferreti”. El abogado Leonardo Galvez alegó ante la jueza María Ugarte, que su cliente no mató a Méndez, porque el dictamen es claro en decir que falleció por el machetazo, pero de todos modos la judicial lo mandó a juicio.

Suspenden juicio para “Los Leones”
Afeitados llegaron al Juzgado Séptimo Penal de Juicios de Managua, Juan Carlos Mendoza Rodríguez y su padre de 72 años, Pedro Fermín Mendoza Ordóñez, quienes son conocidos en Villa El Carmen como “Los Leones”. Ellos están acusados por asesinato y lesiones graves en perjuicio de Pedro Romero López, de 43 años, y Fanor Antonio Flores, respectivamente, quienes el pasado 11 de agosto iban pasando frente a la casa de los Mendoza, en la comunidad de “Calle Nueva”, cuando supuestamente Juan Carlos exclamó: “Ahí venís hijo de la gran p….Hoy te vas a morir”, y seguidamente lo atacó a machetazos. Flores intentó auxiliar a su hermano, pero también fue atacado a filazos. El abogado Nasser Chavarría reconoció ante los miembros del Tribunal de Jurados que hubo un asesinato, pero adelantó que probará durante el juicio oral y público que “lo único que hicieron estos señores fue defenderse”. No obstante, la forense Marisol McRea declaró ante los miembros del Tribunal de Jurados y el juez Octavio Rothschuh, que el cadáver de don Pedro Romero tenía nueve heridas en la cabeza, espalda, antebrazos y pierna izquierda, y múltiples heridas defensivas en los brazos. El juicio se suspendió ayer tarde por falta de testigos, pero continuará en las próximas horas.

Dos mil córdobas por su libertad
Mientras Bayardo Cruz Garzón no pague la caución de dos mil córdobas que el juez Abelardo Alvir le impuso, seguirá preso por la supuesta autoría de violencia intrafamiliar en perjuicio de su mujer, Jessica Bolaños, a quien el pasado dos de octubre habría golpeado y atacado a puntapiés porque no le preparó a tiempo la comida y luego le reclamó porque la mandó a prestar dinero donde los vecinos, pese que andaba 20 córdobas en la cartera. La acusación explica que después el vigilante tomó un cuchillo y le dijo a su mujer “te voy a matar”, pero no concretó la amenaza porque su cuñado no se lo permitió. A solicitud de la Fiscalía, el juez Séptimo Penal de Audiencias le decretó al sospechoso medidas alternas a la prisión, pero deberá comparecer para la audiencia inicial del proceso programada para el 15 de octubre.