Leoncio Vanegas
  •   JALAPA, NUEVA SEGOVIA  |
  •  |
  •  |
  • END

Al despuntar la aurora, Omar Francisco Aguirre, de 22 años, falleció en el Hospital “Alfonso Moncada Guillén”, de Ocotal, tras haber recibido cuatro estocadas de arma blanca que desconocidos le propinaron por la espalda.

Según el subcomisionado Pablo Ardón, vocero policial en Nueva Segovia, la denuncia del homicidio fue interpuesta por Elver José Aguirre Carazo, hermano de la víctima.

De manera preliminar, la Policía informó que la víctima cayó al suelo en estado de ebriedad en una cuadra céntrica de la ciudad. De ahí tres sujetos lo levantaron y se lo llevaron abrazado por varias cuadras hacia el sector 4 en las cercanías del parque “Concepción de María”, donde lo dejaron lesionado.

Se conoció que los hermanos de Aguirre lo salieron a buscar y miraron cuando los tres individuos discutían con Omar Francisco, pero al verlos, los desconocidos lo dejaron caer al suelo y se dieron a la fuga.

Cuando sus hermanos trataron de levantarlo para llevarlo a su casa, se enteraron de que Omar Francisco estaba herido y sangrando. Los asesinos se le llevaron los zapatos.

La Policía ha dispuesto de un equipo de investigadores para dar con los autores de esta muerte violenta y determinar el móvil, porque el infortunado joven era tranquilo, humilde y no le daba problemas a nadie.

Además, la Policía está preparando un plan especial para capturar a los ladrones y contribuir a la seguridad ciudadana.