Yelba Tablada
  •   JUIGALPA, CHONTALES  |
  •  |
  •  |
  • END

Denis Antonio Báez Orozco, asesor jurídico del Cenidh en Chontales, calificó de ridícula y sin fundamento probatorio la resolución emitida por dos de los tres magistrados de la Sala Civil del Tribunal de Apelaciones, en la cual dejan sin efecto el resultado positivo de una prueba de ADN, lo que beneficia a Reynaldo José González Martínez, quien se rehúsa a reconocer a su hija Saisa Raquel González Morales.

Doña María del Carmen Balladares, abuela de la menor, aseguró que ella le dio el ser a González al recogerlo en el hospital donde su verdadera madre lo dejó botado, y cuando ya era un hombrecito, presuntamente abusó sexualmente de su nieta que es sorda y la embarazó, pero hoy se niega a reconocer a su hija.

La licenciada Sugey Matus, asesora de doña María del Carmen Balladares, explicó que el 11 de noviembre de 2008, el juez local civil de Juigalpa, doctor Heberto Castellón Flores, dictó su sentencia basado en la prueba científica del ADN, la cual demostró la paternidad de Reynaldo José González.

Pero González Morales apeló alegando que la prueba de ADN practicada el 28 de enero de 2009 no es confiable, porque según él, la madre de la menor entablaba conversaciones con el personal del laboratorio de la Universidad Centroamericana, pero dicho argumento en insólito porque la aludida es sorda y muda.

Después de analizar el escrito de apelación, dos de los tres magistrados de la sala penal del tribunal fallan sin tener prueba alguna del planteamiento hecho por Reynaldo José, y mandan a realizar el examen científico nuevamente, pero ahora en el Instituto de Medicina Legal.

El licenciado Báez Orozco cuestionó a los magistrados por emitir dicha sentencia, sin un análisis jurídico y sin fundamentos legales, lo que viene a violentar la seguridad jurídica, el derecho de igualdad ante la ley, el derecho de las garantías procesales y el derecho de acceso a la justicia.