Lizbeth García
  •  |
  •  |
  • END

Los familiares del estudiante universitario Lesther Marcelino Andrade Morales, quien fue baleado el 27 de julio por un supuesto asaltante, denunciaron que el juicio que se le sigue a Harold Adolfo Springer Mena por robo con intimidación y homicidio frustrado ha sido reprogramado varias veces y los testigos se están cansando de llegar al tribunal para nada.

“Doy gracias porque “Dios me regresó a mi hijo, ¿pero será correcto dejar ir a un delincuente? Mañana la víctima puede ser el hijo de un juez o de cualquier persona”, señaló el padre de Andrade Morales, quien reveló que uno de los testigos recibió una notificación a las seis de la tarde del ocho de octubre para ir a testificar ese mismo día, pero a las once y media de la mañana.

Además denunció que la última vez que fueron a juicio, se suspendió porque el Sistema Penitenciario Nacional, SPN, no llevó al reo, y una mujer anduvo fotografiando a los testigos y preguntando quién era cada quien.

Proceso sigue curso normal

Fuentes del Juzgado Séptimo Penal de Juicio señalaron que el proceso número 7731-09 sigue su curso normal, aunque reconocieron que el juicio ha sido reprogramado, pero únicamente dos veces, por fuerza mayor.

El juicio oral arrancó el diez de septiembre con la integración del jurado y la incorporación de la prueba, pero se interrumpió y se programó a continuación para el 25 de septiembre, pero ese día el SPN no llevó al reo por razones ajenas al tribunal, por lo que el juez Octavio Rothschuh interrumpió la vista y ordenó que volviera a comenzar el cinco de octubre. Ese día por saturación de agenda el proceso se reprogramó para el dos de noviembre de este año.

Incluso para garantizar la presencia de los testigos, el juez Rothschuh ha ordenado a la Policía llevarlos a la fuerza al recinto.