•  |
  •  |
  • END

Dos personas lesionadas y daños parciales en los vehículos fue el resultado de un choque entre dos camionetas que ocurrió la mañana de ayer, exactamente de las instalaciones de la Policía del Distrito VI media cuadra al oeste.

Cristian Salazar Solórzano, conductor de la camioneta color plateado marca Nissan, sin placas, se trasladaba junto a su compañero de labores, Elías Omar Quintanilla, por la Carretera Norte con dirección oeste-este cuando impactó en la parte trasera a la camioneta color rojo, marca Mitsubishi, placas M 121084, conducida por Martín Ibarra Espinosa, que circulaba en la misma dirección.

“El conductor de la camioneta roja se me tiró del carril izquierdo al derecho, por donde iba yo, no lo pude capear y le di en la parte trasera”, explicó Salazar, quien se dirigía a dejar en su casa de habitación a Elías Quintanilla en el sector del Mercado La Subasta.

Edgar Aguirre, testigo del accidente, explicó que “el de la camioneta roja venía en el carril izquierdo y el de la camioneta Nissan venía en el carril del medio, pero venía ‘desmangado’, y parece que el de la camioneta Nissan se durmió y se le metió al otro conductor”.

Producto del encontronazo Quintanilla y el conductor de la camioneta color rojo, Martín Ibarra, resultaron con lesiones leves. “El primero presenta un trauma a nivel cervical, una herida abierta en el tabique nasal y policontusiones en diversas partes del cuerpo, y el segundo presenta una herida abierta en el cuero cabelludo, trauma en las extremidades superiores y de tórax; ellos están relativamente estables”, explicó el paramédico de la Dirección General de Bomberos, sargento César Malespín.

Los dos lesionados fueron trasladados al Hospital Alemán Nicaragüense para ser valorados por los médicos de turno. La Policía de la Dirección de Tránsito del Distrito Seis se presentó al lugar del accidente para realizar las investigaciones correspondientes. Al final Salazar fue retenido en las celdas de esa delegación policial porque según los oficiales, andaba bajo los efectos del alcohol.

Otro buen susto

En otro accidente ocurrido en la capital, si bien no hubo lesionados, al menos 30 personas se llevaron tremendo susto la mañana de ayer, luego de que el eje trasero del bus de la ruta 111, placas M1545, se desprendiera en el barrio Largaespada, exactamente de la Clínica Cruz Lorena, una cuadra al norte, cuando impactó levemente al carro marca Nissan Sentra, placas M006454, conducido por Octavio Tijerino.

“Yo me trasladaba de sur a norte cuando el señor del carro se tiró el alto y se me cruzó, entonces hice todo lo posible por frenar para no impactarlo, pero le di en la parte de atrás. La gente siempre nos hecha la culpa a los buseros, pero esta vez la tiene ese señor”, explicó Pedro Pérez, conductor del bus.

Por su parte, Octavio Tijerino dijo que circulaba en dirección oeste-este y se dirigía a visitar a su amiga Reyna Zeledón, cuando ocurrió el encontronazo. “Yo vengo pasando la calle, ya había pasado, pero el busero no se detuvo y me dio en la parte de atrás”, relató aún asustado Tijerino.