•  |
  •  |
  • END

El joven Mario Eugenio Cantillano Vega, de 30 años, se recupera satisfactoriamente en una sala del Hospital “Roberto Calderón”, luego que recibiera por parte de su cuñado, José Emilio Altamirano, de su misma edad, nueve machetazos en diferentes partes de cuerpo, uno de los cuales le produjo una herida desde el extremo derecho de sus labios hasta la parte trasera de su cuello.

El hecho ocurrió a las 4 de la mañana de ayer en el municipio de Potosí, departamento de Rivas, cuando Cantillano se encontraba en su casa de habitación junto a su esposa. Ahí fue sorprendido por Altamirano, quien armado de un machete y sin darle ninguna explicación lo agredió.

“Mi hermano no se mete con nadie, él (Altamirano) siempre ha tenido rencillas con mi hermano no sé por qué, pero si sé que fuma drogas, y esta vez llegó borracho, armado de machete, y lo macheteó”, relató José Francisco Vega, de 25 años, hermano de la víctima.

El jefe de turno del centro hospitalario, doctor Carlos Baltodano, dijo que al herido le realizaron 20 puntadas para poder cerrarle la herida del rostro que llega hasta parte del cuello.

“Probablemente vaya a quedar con alguna secuela, cicatriz, o con alguna lesión neurológica importante. Hay riesgo de que quede con alguna parálisis facial postraumática que se pueda corregir con el tiempo. Al paciente hay que darle seguimiento”, explicó el galeno.

El hermano de la víctima afirmó que ya interpusieron la denuncia en la Policía de Rivas, pero desconoce si los agentes del orden ya capturaron al agresor.