• MATAGALPA |
  • |
  • |
  • END

Durante el tercer trimestre de este año, la Policía registró 3 mil 371 denuncias, lo que representa unos mil 123 delitos por mes, es decir unos 37 hechos diarios.

El aumento en la incidencia del delito anda por el orden del 13.27 por ciento, porque en lo que va del año se registraron 395 ilícitos más que el trimestre anterior, pero se remitieron 426 casos más al Ministerio Público.

Lo anterior fue dado a conocer por el comisionado mayor, José Ramón Calderón Mena, jefe de la delegación departamental de la Policía de Matagalpa.

El comisionado Calderón señaló que del total de casos registrados, mil 900 fueron delitos, mientras que el restante 90 por ciento son faltas y el otro diez por ciento, delitos menos graves.

Siete mujeres asesinadas

De los mil 900 delitos registrados, 289 fueron cometidos en contra de la mujer, lo que representa un aumento de la violencia intrafamiliar en el departamento de Matagalpa.

Calderón dijo que reforzaran con 10 policías la unidad de Kuskawás, en el municipio de Rancho Grande, porque así lo solicitó la población.

Además coordinarán esfuerzos con todos los vigilantes de calles, policías voluntarios y a las diferentes empresas de vigilancia, para prevenir los delitos.

Las estadísticas indican que producto de la incidencia delictiva, 21 personas fallecieron violentamente, 14 fueron varones y 7 mujeres, incluyendo las tres últimas muertes registradas en el municipio de Río Blanco, donde dos mujeres murieron a manos de sus maridos y un hombre fue asesinado de 26 puñaladas por órdenes de su mujer.

Segundo flagelo

Otro de los flagelos que afecta a los matagalpinos son los accidentes de tránsito: del total de delitos registrados, 76 corresponden accidentes que dejaron 13 muertos y 63 lesionados.

Para reducir el número de accidentes, la Policía aumentará su presencia en puntos críticos y principales vías y carreteras del departamento, porque hay un total irrespeto a las señales de tránsito: conducen a exceso de velocidad, bajo los efectos del licor, sin casco y si el motociclista lo lleva, lo anda colgado del brazo.

“Seremos preventivos, pero también enérgicos en la aplicación de la ley”, aseguró el comisionado mayor Calderón.

El jefe policial concluyó señalando que aunque no cuentan con un presupuesto especial para poner en marcha el plan de seguridad de la cosecha cafetalera, éste ya está siendo implementado, aunque será hasta en los próximos días que se lanzará oficialmente en el municipio de La Dalia en coordinación con el Ejército de Nicaragua, finalizó.