Redacción Central
  •  |
  •  |
  • END

Hilario Saturnino Salazar, de 34 años, pereció a consecuencia de las heridas de bala que le propinó Nery Arístides Flores Leiva, de 46 años, quien también murió tras una acalorada discusión dentro de la cantina Las Piedrecitas, ubicada en Camoapa, Boaco.

Según información que la Policía recabó con la dueña de la cantina, los dos hombres estaban tomando licor en mesas distintas, pero empezaron a discutir, sacaron sus armas y se dispararon, Salazar cayó al piso, herido de muerte, mientras Flores se dispuso a abandonar el lugar, pero un tercer pistolero que observaba los hechos mató al que hasta ese momento estaba vivo.

En la escena del doble homicidio al estilo lejano oeste, la Policía ocupó un revolver calibre 3.57 y otro calibre 38.

Los cadáveres de los dos infortunados fueron entregados a sus familias para que les dieran cristiana sepultura, mientras la Policía busca al tercer pistolero, el único que logró salir con vida de la cantina.