•  |
  •  |
  • END

El reo Edgard Steven Baltodano Martínez, alias “Tierra”, no verá la calle por mucho tiempo, porque ayer el juez Cuarto Penal de Juicio de Managua, Jaime Alfonso Solís, lo condenó a 62 años de prisión por haber robado, violado y casi decapitado a la estudiante de 16 años,
Mayling Raquel Martínez Mendoza.

Por la violación agravada, el juez le impuso a Baltodano 14 años de prisión, 28 por el asesinato, seis por el robo agravado del anillo de graduación de la muchacha y 14 años más por el asesinato frustrado del adolescente Carlos Iván Ordóñez, quien acompañaba a la víctima aquel trágico tres de agosto.

Ese día Martínez y Ordóñez se fueron a bañar a la Laguna de Xiloá, específicamente en el lugar conocido como “La Piedra del Yankee”, pero fueron atacados a machetazos por Baltodano y Manuel de Jesús Vallejos, “El Zanate”, prófugo de la justicia.

Aunque las penas impuestas a Baltodano suman 62 años de cárcel, sólo cumplirá 30, porque esa es la pena máxima que establece la legislación nicaragüense.

“Tierra” saldrá de la cárcel hasta el siete de agosto del año 2039, pero antes tendrá que cumplir las penas que le impuso el juez una tras otra, comenzando por la más grave.

Humillación y sadismo

El reo deberá cumplir 25 años de inhabilitación absoluta, pagará 1,500 días multa de acuerdo al salario industrial y trabajará 18 meses a favor de la comunidad, para pagarle su delito a la sociedad.

El juez explicó en su sentencia que le impuso a Baltodano penas máximas, porque su conducta criminal se agravó con la humillación y el dolor extra que la víctima tuvo al ser mancillada cuando se encontraba indefensa.

Además hubo sadismo por parte de “Tierra”, porque después de que él y su compañero habían violado a la estudiante, casi le corta la cabeza de un machetazo, y por si eso fuese poco, actuó de manera insidiosa al ocultar el cuerpo con ramas.

El juez también consideró como agravante el sorpresivo ataque del que fueron víctimas los dos estudiantes, a quienes persiguieron desde que los vieron llegar al Centro Recreativo Xiloá.