•  |
  •  |
  • END

ESTELÍ

Preocupados e indignados se encuentran los familiares de una ancianita de noventa años, a quien una mujer desconocida trató de estrangular en su casa.

El hecho ocurrió en el anexo al barrio “José Benito Escobar”, ubicado en la zona periférica centro-este de la ciudad de Estelí.

Doña Cresencia Jirón relató que ella se encontraba en su casa, cuando, sorpresivamente, irrumpió en el inmueble la mujer.

La dama, quien posee una mente lúcida y mucha elocuencia, explicó que nunca había visto a la mujer que penetró a su casa, aprovechándose de que la puerta del inmueble se encontraba abierta.

La mujer la empujó con violencia, la obligó sentarse en una silla e inmediatamente la sentenció, diciéndole que “ese día moriría porque ella se iba a encargar de estrangularla”.

Lesionada en cara, nariz y pierna

Cuando la empujó, la anciana cayó al piso, luego su agresora la arrastró algunos metros para después amordazarla con un pedazo de tela que andaba en los bolsillos del pantalón.

“Yo siempre en mi vida he tratado de ser correcta en mi actuar y nunca tuve enemistades”, dijo la anciana, quien sufrió golpes y lesiones en cara, nariz y pierna derecha.

Al momento de la agresión, estaba sola, porque su nieto se fue a la pulpería a comprar, cuando regresó escuchó los gritos de la anciana, quien aprovechó el momento cuando la mujer le descubrió la boca.

El niño corrió a ayudar a su abuela y vio a la agresora ataviada con una boina, blusa y pantalón azul, y calzaba zapatos blancos deportivos.

“Me encomendé a Dios”

Al verse descubierta, la delincuente salió corriendo del inmueble, y aunque los niños le dieron persecución, no pudieron darle alcance, sin embargo dijeron que pudieron observar que era de piel blanca.

Tanto el niño como la agredida señalaron que la agresora tiene entre 30 y 35 años, y es de complexión recia, porque fácilmente arrastró a la anciana por el piso del inmueble.

“Miré de cerca la muerte, porque cuando me tapó la boca y empezó a golpearme, me encomendé a Dios, a quien le pedí fortaleza para que la mujer no me matara, porque la delincuente intentó en dos ocasiones cerrar la puerta del inmueble para que nadie se diera cuenta cuando me estrangulara”, recordó la anciana.

Los familiares interpusieron la denuncia, llegó la Policía, inició el proceso investigativo, levantó las evidencias, pero hasta el momento la agresora no ha sido ni identificada ni atrapada.