•  |
  •  |
  • END

Sin justificación alguna y para complacer a los integrantes de una banda internacional de presuntos narcotraficantes, la jueza octavo penal de Audiencias de Managua, Karla García, expulsó ayer a los periodistas de la audiencia preliminar donde al final les impuso la prisión preventiva a los nueve acusados.

La inusual decisión, que tomó por sorpresa a los periodistas, se produjo cuando ingresó el equipo del Canal 10, momento en que la judicial interrumpió la lectura de la acusación y ordenó la salida de los hombres y mujeres de prensa.

Cuando la periodista María de los Ángeles Acuña preguntó el porqué de la expulsión, García dijo: “Salgan, no atrasen”.

Aunque el Código Procesal Penal establece que el juicio es oral y público, la judicial dijo que decidió sacar a los periodistas porque los reos se lo pidieron.

Fiscal intimidada

El atropello contra los periodistas fue celebrado por algunos de los abogados de los presuntos narcotraficantes, pero la sonrisa se les “congeló” cuando García les impuso la prisión preventiva a sus clientes.

Extraoficialmente se supo que la fiscal encargada de presentar la acusación contra la banda multinacional de presuntos narcotraficantes, fue perseguida por dos motociclistas.

Los detalles de la persecución contra la representante del Ministerio Público no fueron dados a conocer, pero antes, durante y después de la audiencia, la representante del Ministerio Público estuvo custodiada por un agente policial.

Al salir de la audiencia preliminar, la fiscal se cubrió el rostro con lentes oscuros y un suéter.

Los acusados

La agrupación de presuntos narcotraficantes está integrada por cuatro guatemaltecos, un salvadoreño, una venezolana y tres nicaragüenses identificados como José Miguel Cruz, 48 años; Maritza Lemus Fuentes, de 45; María de los Ángeles Blandino Rivas, de 33; Cristian Francisco Torres, de 45; Alejandra del Carmen Nessy Graterol, de 32, y Juan Carlos Escobar Rodríguez, de 27 años.

Los nacionales son Carlos Efrén Rodríguez, de 19 años; Alexander Antonio Moncada Cortés, de 23, y María Antonieta Busto Zamora, de 44 años.

A los nueve indiciados la Fiscalía les imputa la autoría del delito de tráfico interno de estupefacientes, y en el caso de José Miguel Cruz, también le achacan el delito de tráfico internacional de estupefacientes, porque supuestamente es quien transportó en un vuelo aéreo de Panamá a Managua, el cargamento de anfetaminas.