•  |
  •  |
  • END

Redacción Central

Marcelo Benavides Hernández, de 23 años, murió a manos de sus compañeros de tragos, Valentín Isidoro Bobadilla Meza, de 57 años, y Raymundo Bobadilla López, de 23, la tarde del domingo, en Chinandega.

Los testigos del crimen declararon a la Policía que los dos hombres estaban consumiendo licor, cuando de repente Bobadilla lo mató de siete machetazos.

Agregaron que entre víctima y victimario no existían rencillas personales, por lo que atribuyeron el crimen a “guaradas”.

El autor está prófugo de la justicia, pese a que la Policía lo buscó inmediatamente después del homicidio.

La sangrienta bebedera exactamente en la comarca “Norwin Inglaterra”, a pocos kilómetros del ingenio Monte Rosa, en Chinandega.