Silvia González
  •   JINOTEGA  |
  •  |
  •  |
  • END

Dos estocadas, una en el pecho y otra bajo la tetilla, terminaron con la vida de Wilmer del Carmen Centeno Camacho, de 19 años, a quien su presunto verdugo lo persiguió hasta su casa, según informó la Policía de este departamento.

Todo comenzó cuando Centeno se encontraba ingiriendo licor con varios amigos, en el Parque Municipal, sector Dos del municipio de Wiwillí, departamento de Jinotega, pero en el otro extremo estaba otro grupo conformado por un menor de16 años y los hermanos Luis Manuel, de 21, y Jorling Mejía Mairena.

La riña inició cuando uno de estos sujetos se acercó al otro grupo para provocar. Homero Moreno Borge reaccionó propinándole una pedrada a Jorling Mejía, desatándose enseguida la reyerta.

El resultado del pleito fue que Jayner Mejía Benavides Jirón recibió un filazo, seguidamente Wilmer del Carmen Centeno Camacho, en estado de ebriedad, decidió irse a su casa, pero el menor, sin motivo alguno, sacó un cuchillo y le propinó dos estocadas a la víctima.

La Policía Nacional detuvo al menor y a Luis Manuel, quedando pendiente la captura de su hermano, Jorling Mejía Mairena. A los arrestados se les ocupó un cuchillo y dos machetes.