• |
  • |
  • END

Dos balazos recibió en diferentes partes de su cuerpo el señor Abundio Espinosa Gutiérrez, de 54 años, originario de la comunidad Laguna del Hoyo, del municipio de San Benito, supuestamente a manos de Germán Herrera Chévez, quien llegó a reclamar como propio el terreno donde estaban las instalaciones de la Cooperativa de Mujeres Renacer y de la iglesia evangélica Ríos de Agua Viva.

“Yo me encontraba vigilando una iglesia y la iglesia tiene enemigos. Yo me opuse a que la desbarataran, pero llegó Germán Herrera diciendo que era dueño del terreno y junto con 20 pandilleros destruyeron la iglesia”, relató don Abundio.

La víctima es miembro de la Cooperativa que tiene 12 años de existencia y cuenta con una parcela de tierra en el sector.

Querían matarlo

Armado de un machete, Don Abundio y otro miembro de la Cooperativa, conocido sólo como José Antonio, se opusieron al desalojo, pero eso no fue suficiente para defenderse de los balazos que le tiraron. Así recibió un balazo en el pie derecho y un disparo de escopeta calibre 12 en el glúteo derecho.

“Herrera me disparó con una pistola calibre 38 y me dio en el pie y un guardaespalda de él, que andaba una escopeta, me dio en el trasero, pero él (guarda) le decía: ¡mátalo, mátalo!, pero parece que se arrepintió”, expresó el herido.

“Luego ellos nos amarraron, nos golpearon a puñetazos y nos tiraron a un guindo a mí y al otro muchacho”, aseveró.

Don Abundio dijo que la propiedad la vendió Guillermo Chavarría a Herrera, pero que éste no es dueño de la misma. Son los miembros de la Cooperativa quienes tienen el derecho de posesión. Agregó que en la iglesia el reverendo Omar Duarte realizaba cultos religiosos.

Duarte dice que no era iglesia

Al ser consultado por EL NUEVO DIARIO, el reverendo Duarte, vía telefónica, dijo desconocer el hecho y que ocasionalmente realizan actividades religiosas en ese lugar.

“No me daba ni cuenta de esto, lo que hay allí es un galerón que es de una Cooperativa de Mujeres Renacer y es de doña Sara, pero nosotros llegamos a ese lugar a realizar algunas actividades religiosas una o dos veces al año”, explicó Duarte.

El hecho ocurrió a las tres de la tarde de este viernes en la comunidad Laguna de Hoyo, del municipio de San Benito, ubicada en el kilómetro 33 y medio de la Carretera Panamericana. El baleado fue trasladado en un vehículo particular al Hospital Alemán Nicaragüense, donde se recupera y tendrá que ser operado.

Familiares del afectado interpusieron la denuncia en la Policía del municipio de Tipitapa y oficiales de San Benito detuvieron a Herrera y al guarda espaldas de éste.