Ernesto García
  •  |
  •  |
  • END

Ante la aparente desidia de los magistrados de la Corte Suprema de Justicia, CSJ, por no atender las denuncias contra funcionarios judiciales, Jairo Otoniel Quezada Andino promovió un juicio civil contra los jueces Abelardo Alvir Ramos y María Concepción Ugarte, quienes según el denunciante lo despojaron de una camioneta que todavía está pagando al banco.

La demanda se originó cuando Quezada informó a su abogado, Johnny Navarro Pavón, haber visto en el parqueo de los Juzgados su lujosa camioneta Toyota Hilux, doble cabina, negra, placas M 115911, año 2008.

Quezada aseguró que la camioneta fue ocupada ilegalmente durante un allanamiento de agentes antidrogas a la casa de una de sus clientes, quien la andaba en prueba para luego comprarla.

¿Jueza desacata mandato judicial?

En medio de la batalla legal, la parte demandante logró que el pasado 1 de octubre en el Juzgado Local Único de Ticuantepe se emitiera una orden de secuestro de la camioneta.

En la resolución notificada nueve días después, se nombró como juez ejecutor del secuestro al abogado Ernesto Medina Velásquez, quien con el mandamiento se presentó a la casa de la jueza Concepción Ugarte.

Según el denunciante, Ugarte se negó a entregar la camioneta afirmando que prefería devolvérsela a la jefa de la Dirección de Auxilio Judicial Nacional, comisionada mayor Glenda Zavala, “porque ella se la había dado para su uso”.

Jueces se contradicen

En declaraciones por separado, los jueces Abelardo Alvir y María Concepción Ugarte dieron distintas versiones sobre el uso de la camioneta objeto de reclamo.

La jueza Segundo Penal de Audiencias dijo “no saber nada” del asunto y que probablemente se trataba de “una equivocación”.

Sin embargo, el juez Alvir, minutos antes, reconoció haber tenido en uso la camioneta reclamada a petición de su colega.

“Ella (Ugarte) me dijo que intercambiáramos carros, porque el que me asignó la Corte Suprema de Justicia era más cómodo para ella, pero cuando miré que venía una demanda en mi contra, se la devolví”, afirmó Alvir.

La comisionada Zavala, a través de la Dirección de Relaciones Públicas de la Policía Nacional confirmó que en su momento entregó a la jueza Ugarte la camioneta Toyota en depósito.

Según la jefa policial, estos pedimentos son realizados conforme a la ley y que se hace para que los vehículos “no se dañen por el tiempo que pasan estacionados”.

Alvir arremete

El juicio reivindicatorio con acción de pago provocó que Alvir dirigiera una carta al Consejo Nacional de Administración y Carrera Judicial, haciendo graves señalamientos contra el abogado Johnny Navarro, policías y funcionarios del Poder Judicial.

Navarro denunció el caso ante la Fiscalía, Organismos de Derechos Humanos y medios de comunicación, porque señala que por reclamar los legítimos derechos de su cliente, no se va a hacer acreedor de una sanción del Consejo.