Máximo Rugama
  •   ESTELÍ  |
  •  |
  •  |
  • END

Indignados se encuentran los familiares de Carlos Federico Moncada Moncada, quien a mediados del presente año fue asesinado a balazos, porque temen que el crimen quede en la impunidad, dadas las constantes reprogramaciones del juicio oral para los presuntos asesinos, Henry y Oscar Orozco.

El juicio fue programado para el seis de noviembre, pero según Aura María Moncada, hermana del infortunado, sospechosamente lo adelantaron para el cinco de noviembre, pero luego el Ministerio Público pidió la suspensión porque le faltaba evidencias.

La vista se reprogramó para el viernes 13 de noviembre a las dos de la tarde, sin embargo, ese día los familiares del fallecido pasaron tres horas esperando y no hubo juicio.

Lo sospechoso para la familia de Carlos Federico es que los abogados de los acusados hicieron pasar a los familiares de los autores del crimen a las instalaciones del juzgado, pero a ellos, los ofendidos, les prohibieron el ingreso y los dejaron esperando en los pasillos del recinto, y fue hasta las cinco de la tarde que les avisaron que no iba a haber nada.

El juicio quedó reprogramado por tercera ocasión para este martes 17 de noviembre.

Moncada perdió la vida a balazos en Matiguás, Matagalpa, dentro de un bar.