Moisés Centeno
  •   LAS MINAS, RAAN  |
  •  |
  •  |
  • END

Como un buen mozo será recordado un hombre identificado sólo como Marvin Rivera, de unos 35 años, porque aparte de que se destacó en las faenas productivas, sacrificó su vida por la de su patrón.

Rivera salvó a su patrón de una emboscada en la comunidad Chilamate Kum, ubicada a unos 70 kilómetros al noreste de Siuna, en el Caribe Norte del país.

La emboscada fue planificada y ejecutada por dos o tres elementos aún desconocidos, el sábado pasado por la mañana, cuando el productor Juan Pastor Siles, de 55 años, iba custodiados por dos mozos rumbo a una de sus haciendas ganaderas.

El sorpresivo ataque a disparos tuvo lugar exactamente a orilla del río llamado también Chilamate Kum, cuando el ganadero y sus dos guardaespaldas bajaban de una pendiente e intentaban cruzar con sus mulas el afluente de agua.

Al verse atacados, Marvin Rivera usó la escopeta que portaba y disparó en dirección a un matorral de donde salían los disparos en contra de ellos.

Inmediatamente, Rivera le dijo a su patrón que se corriera y él se quedó solo enfrentando a los criminales, porque el otro mozo, quien también andaba armado, se fue con el productor.

Rivera falleció de dos impactos de bala en el pecho y costados, pero logró salvar a su patrón, Juan Pastor Siles.

Sobre la emboscada hay dos hipótesis; la primera indica que los criminales utilizaron armas de guerra y cacería para robar al productor, pero si esta tesis es verdadera, el atraco se frustró, y la otra indicaría que se trata de una “pasada de cuentas” en la que el objetivo principal no murió.

En la estación policial de Las Minas no fue posible obtener la versión de las autoridades porque la persona autorizada para hablar del caso no estaba disponible.