Francisco Mendoza S.
  •   MATAGALPA  |
  •  |
  •  |
  • END

Rosario Zeledón Centeno salió de su casa a disfrutar de una alegre fiesta y a tomarse unos cuantos tragos de ron, pero nunca se imaginó que ese sería el último día de su vida en este mundo, porque falleció a manos de dos agentes del orden público.

La víctima que habitaba en el municipio de La Dalia, salió de su casa rumbo a una fiesta que se celebraba en la escuela de la comarca Wasaka Abajo. Ahí empezó a tomar.

El informe policial señala que a la fiesta también llegaron el policía profesional Erasmo Álvarez y el voluntario Erling García, quienes andaban ebrios y empezaron a discutir con la víctima, a quien golpearon hasta matar, luego huyeron.

Los que presenciaron el hecho dijeron que los dos agentes del orden golpeaban a Zeledón pese a que muchos les gritaban que no le pegaran, pero los victimarios no hicieron caso.

Un equipo de investigadores de la Policía de Matagalpa y un oficial de Asuntos Internos, se trasladó hasta el lugar del homicidio para realizar las investigaciones respectivas y tratar de capturar a los hechores para que el crimen no quede impune.