Ernesto García
  •  |
  •  |
  • END

El barrio “Jorge Dimitrov” está ubicado en “las costillas” del edificio de Plaza El Sol, donde tienen sus despachos los principales jefes de la Policía Nacional.

Por años este barrio ha sido temido por las eternas batallas entre “Puenteros” y “Galanes”, enfrentamientos que han cobrado varias vidas, y por los robos a punta de pistolas, machetes o cuchillos.

A pesar de los esfuerzos de la Policía y otras instituciones para mejorarle la imagen, “la fama” del barrio sigue intacta y por si eso fuese poco ahora se suma un nuevo elemento de estigmatización: de ese vecindario han salido los matones que ejecutaron tres de los principales crímenes acontecidos en Managua durante los últimos 15 años.

El primer sicario que salió del “Dimitrov” fue un menor apodado “Gasparín”, quien en marzo de 1994 haló el gatillo para matar al diputado suplente Perfecto Gutiérrez.

En ese entonces las investigaciones policiales revelaron que “Gasparín” disparó “por encargo” contra el legislador que era dirigente del Partido Social Demócrata.

Aunque se informó que “Gasparín” actuó como sicario, 15 años después del crimen aún se desconoce quién lo contrató para matar al legislador Gutiérrez.

“La Vaquita” y “Bryan”

El 13 de mayo del año 2002, Eduardo Martínez Serrano, alias “La Vaquita”, y Manuel Martínez, apodado “Bryan”, habitantes del barrio “Jorge Dimitrov” , sacudieron los cimientos de la Policía Nacional al asesinar comisionado general Cristhian Munguía.

A pesar de que las autoridades informaron que el móvil del crimen de Munguía fue el robo, sus hijos mayores al igual que sus padres, sostienen que los criminales actuaron por encargo.

Hace poco más de dos años, la Policía detuvo nuevamente a Serrano, quien ahora carga con el mote de “Calvini”, por posesión ilegal de armas.

El 6 de febrero del año en curso, Denis Francisco Molina se disponía a almorzar en una comidería en el barrio San Luis, cuando el matón Ricardo Loásiga Monge, alias “El Chupi”, habitante del “Jorge Dimitrov”, lo ultimó de varios impactos de bala.

En este caso la Policía estableció que “El Chupi” fue contratado por Ernesto López Mayorga para que matara a Molina, quien era auditor de una empresa distribuidora de pan y otros alimentos.

López buscó a “El Chupi” para que asesinara a Molina porque estaba por denunciar supuestas irregularidades dentro de la empresa.

El último

El pasado 7 de noviembre, a plena luz del día, saliendo de su casa, el presidente de la Asociación de Comerciantes de Nicaragua, Jorge Luis González Leiva fue baleado por Carlos Eduardo Vanegas, otro matón salido del barrio que ya es considerado como “la cuna de los sicarios”.

La Dirección de Auxilio Judicial, a través de la comisionada mayor Glenda Zavala, confirmó que Vanegas recibió paga para ejecutar el crimen frustrado.

En esta acción criminal también participó Léster Antonio Arévalo, igualmente habitante de esa peligrosa vecindad.

La profesora Leyla Robleto Alegría, directora del colegio Primero de Junio, uno de los tres centros educativos que existen en el barrio “Jorge Dimitrov”, recuerda que llegó a esa escuela hace 14 años.

La maestra a quien le ofrecieron la plaza dijo que prefería morir de hambre en vez de ir a ese barrio tan peligroso, por lo que Robleto tomó el trabajo.

“Cuando acepté, me acuerdo que alguien me dijo: “en ese barrio sacan a los hombres desnudos”, rememoró la profesora Robleto.

Educación contra la violencia

Sin embargo, esta experimentada educadora tomó el reto y ha logrado triunfar haciendo que el colegio Primero de Junio, donde hay 1200 jóvenes estudiando Primaria, Secundaria y educación a distancia, se convierta en un hogar donde conviven jóvenes que en las calles han sido eternos rivales.

“En este colegio conviven jóvenes miembros de “Los Puenteros” y “Los Galanes”, y nunca hemos tenido problemas”, asegura la profesora Leyla Robleto.

La directora del colegio dice que para evitar que la violencia se arraigue en el colegio forman parte del “Plan Colegio”, lo que permite recibir constante patrullaje de la Policía y charlas para que los estudiantes rechacen a quienes les ofrezcan droga o licor.

Robleto dijo que la fama de barrio violento del “Jorge Dimitrov” se refleja únicamente al inicio del año escolar entre los varones, quienes se manifiestan practicando juegos violentos, pero sin llegar a las agresiones.

Aunque ni un solo alumno de este colegio se ha convertido en sicario o delincuente. para evitar que los estudiantes “coqueteen” con malas ideas, los maestros les enseñan la importancia de la vida, el trabajo honrado, urbanismo, familiaridad y otros valores.

La visión de la policía

Las autoridades de la Policía Nacional, específicamente la vocera Vilma Reyes, tiene una visión totalmente distinta del barrio “Jorge Dimitrov”, donde al caer la noche ni los taxistas se atreven a ingresar.

1 ¿Es el “Jorge Dimitrov” un barrio violento?

R. En el estricto sentido de la palabra violencia, no, pero dentro del contexto de la idiosincrasia del actuar de nuestra población, en el barrio Jorge Dimitrov hay una conducta (índice delictivo) similar al resto de barrios de Managua.

2 ¿En cuánto calcula la Policía la población del barrio?
R. El barrio “Jorge Dimitrov” tiene una población promedio de 21.000 habitantes, según la información que se maneja en las actividades comunales.

3 ¿Cuántos jefes de sector trabajan en el barrio para prevenir el delito?
R. Lo importante en el trabajo policial no es el cargo, sino la vinculación que mantenemos con los organismos de prevención social del delito, que son parte de esa comunidad, sin embargo, tenemos de planta para el trabajo en este sector (una cantidad) igual que en otros barrios: el jefe de sector, y de acuerdo a las variantes operativas y el análisis del delito, se mantiene una presencia de 11 policías y una patrulla. De igual forma ejecutamos planes de prevención y mandatos judiciales.

4 ¿Cuáles son las bases del trabajo de la Policía en ese barrio?
R. El trabajo de prevención o de inteligencia, también se labora con la población organizada y con Organismos No Gubernamentales.

5. ¿Cuánto pandilleros calculan que existen en el lugar?

R. Se tiene registrado un promedio de 141 jóvenes relacionados con hechos delincuenciales de toda índole, incluyendo faltas penales. Muchos de estos casos están judicializados y ya tiene medidas alternas.

6 ¿El pandillero común del “Jorge Dimitrov” ha evolucionado para convertirse en sicario?
R. En la humanidad siempre existieron, existen y es probable que existirán individuos que se dediquen a ganarse la vida privando del derecho de vivir a otros; igual pudieron ser de otro barrio.