•   Ernesto García  |
  •  |
  •  |
  • END

La noche del viernes 27 de noviembre del año 2009 difícilmente será olvidada por los pobladores del barrio “Villa Reconciliación”, porque un pistolero mató a dos jóvenes e hirió de gravedad a otros dos.

Gerald Bello Tinoco, de 15 años, y Moisés Parajón Molina, de 24 años, murieron de forma inmediata al recibir varios impactos de bala en un confuso incidente, en el lugar conocido como el puente de “El Chojo”.

En el mismo hecho sangriento resultaron heridos Elvin Javier Chávez, de 14 años, y otro sólo conocido como “Lunar”, cuyo paradero todavía se desconoce.

Iban a robar

El comisionado Martín Solórzano, segundo jefe de la Estación Seis de Policía, dijo que las primeras investigaciones arrojan que el desconocido disparó para evitar ser víctima de robo.

Según un testigo entrevistado por la Policía, “Lunar”, quien tiene heridas las dos manos, fue el primero en ser alcanzado por las balas “porque era quien estaba al frente del grupo que intentaba robar al desconocido”. Moisés Parajón Molina tenía un largo historial delictivo por robo y en varias ocasiones estuvo preso en la cárcel Modelo de Tipitapa, subrayó el comisionado Solórzano.

Una joven testigo que prefirió el anonimato relató que a eso de las once de la noche un hombre de baja estatura y barbudo pasó por el lugar donde estaban los cuatro jóvenes comiendo enchiladas.

El pistolero, quien supuestamente es un busero que trabaja en una ruta urbana al cual ya habían asaltado los mismos jóvenes, se molestó por el segundo atraco del que lo querían hacer víctima y acto seguido sacó el arma e hizo al menos siete detonaciones.

Los cuerpos sin vida quedaron en los extremos del puente, relataron asustados los amigos de Parajón.

El fallecido de 15 años dejará un huérfano, porque su mujer dará a luz en los próximos días.