Róger Olivas
  •   SOMOTILLO, CHINANDEGA  |
  •  |
  •  |
  • END

Miembros del equipo técnico de la Dirección de Auxilio Judicial, DAJ, de Chinandega, determinaron que el campesino Nelson Uriel Pereira Gunera, de 27 años, fue ultimado de cinco estocadas por un sujeto desconocido que huyó amparado en la oscuridad.

El boletín de la Policía de Chinandega revela que el cuerpo del agricultor tenía una cuchillada en la clavícula, otra en la yugular, una en el mentón y dos en la tetilla izquierda.

El escrito explica que la delegación policial regional norte acantonada en el municipio fronterizo de Somotillo a cargo del comisionado Javier Gutiérrez, recibió a las seis de la mañana del domingo, una denuncia de Santos de Jesús Pereira, de 36 años, quien dijo que un vecino le comunicó que su hermano Nelson Uriel estaba muerto.

El testigo indicó que el cuerpo ensangrentado estaba en el patio de la vivienda de Mercedes Aguilar, ubicada del puente San Antonio, 20 varas al oeste, en la comarca del mismo nombre.

Las investigaciones revelan que el labriego que habitaba de la entrada a El Cacho, 100 varas al oeste, en la colonia Santa Eulalia, jurisdicción del municipio de Somotillo, asistió a una fiesta danzante en la casa de Mercedes Aguilar, donde no se sabe quien lo mató.

Miembros del equipo técnico de la Dirección de Auxilio Judicial (DAJ)-Chinandega, junto a un grupo de policías de Somotillo, hacen una investigación exhaustiva para determinar el móvil del homicidio e identificar al responsable del mismo.

Tentativa de homicidio

Por otro lado, la vocería policial de Chinandega informó que en la delegación policial regional norte de Somotillo recibieron denuncia de parte de Ana María Ramos Lindo, de 47 años, quien dijo que el sujeto Mártires Suazo Urey, de 28 años, lesionó el dedo índice de la mano izquierda de la anciana Ramona Lucía Ramos Moradel, de 86 años.

La denunciante aseguró que a la una de la tarde del domingo estaba en su casa ubicada en la comarca Las Mesas, cuando Suazo Urey, en estado de ebriedad, intentó machetear a su hijo Rafael Amílcar Ramos Lindo, de 18 años, quien fue defendido por su abuela.

El victimario se encuentra en las celdas preventivas de la Policía de Somotillo, y será remitido a la orden de la Fiscalía de ese municipio por tentativa de homicidio.