• |
  • |
  • END

Los familiares de la señora Viola Rebeca Archbold Rodríguez, de 67 años --quien es nica, pero tiene ciudadanía norteamericana--, se encuentran desesperados debido a que ella está desaparecida desde el pasado lunes y se teme lo peor.

Julissa Guevara Archbold sospecha que su mamá fue víctima de personas conocidas, porque en la casa de la extraviada, en la Colonia “Christian Pérez”, no había huellas de violencia, pero las puertas estaban abiertas, y encontraron manchas de sangre en la sala y en otros lugares, además, faltaban varios objetos.

“El cuarto estaba desarreglado, le faltaban joyas, una cosmetiquera, dos perfumes y una billetera, entre otras cosas. Siento como que a mi madre la torturaron, y trataron de limpiar la sangre, porque no estaba la mecha de lampazo. Sólo espero que la Policía haga su trabajo, encuentren a mi madre y castiguen a los culpables si algo le pasó”, reiteró Julissa.

Doña Viola desapareció junto a su vehículo, una Ford mini van, azul, placas M 135-065, la que fue localizada ayer por la mañana frente a Don Pan-Carretera Norte, donde retuvieron a Ramón Orlando Bency Thomas, quien supuestamente compró el vehículo en un mil dólares, pero al enterarse del problema, se fue a la “Ajax Delgado” a tratar de resolver su situación.

Sospechoso se contradice

Cabe señalar que, hace varios años, Ramón Bency Thomas se vio involucrado en la compra de un carro robado.

“Dudo que mi madre le haya vendido la Van, porque era un obsequio de mi hermana, y ¿por qué no lo limpió? Esa sangre podría ser de ella, además, ¿por qué le dio las llaves de la casa? Eso es muy sospechoso”, manifestó Julissa Guevara.

El subcomisionado Leonidas Roque, jefe de Detectives de la Cuarta Delegación de Policía, declaró que están investigando el caso tipificado por el momento como extravío de persona, pero a Ramón Bency Thomas lo detuvieron por comprar un vehículo circulado como robado.

Las investigaciones preliminares de la Policía Nacional indican que Michael Angelo Pérez posiblemente tenga que ver con la desaparición de su vecina, porque llegó a la casa de Archbold con Bency, queriendo comprar la Van, pero no hubo venta.

“Después se apareció con otra persona diciendo que la señora mandaba a traer el vehículo, porque lo había vendido por mil dólares, y nadie entrega las llaves de su casa”, comentó el subcomisionado Roque.