• |
  • |
  • END

Los familiares de Viola Rebeca Archbold continúan en la incertidumbre porque, según una fuente policial, el único detenido a raíz de su desaparición ha cambiado su versión, lo que hace pensar a las autoridades que la dama ya está muerta.

La mujer de 67 años desapareció de su casa ubicada en la Colonia Christian Pérez, desde el lunes pasado, y sólo su camioneta, una Van placas M135-065, fue encontrada frente a una panadería ubicada en Carretera Norte, con manchas que parecen de sangre.

“Ramón Orlando Bency Thomas, quien aseguró haber comprado el automotor en mil dólares a un hombre, sigue siendo sospechoso de la desaparición de Archbold, porque ha cambiado la versión en dos ocasiones”, apuntó un informante policial. Oficialmente las autoridades señalaron que tienen el nombre del vendedor, pero no lo revelan para no entorpecer las pesquisas.

La misma fuente expresó que están casi seguros que Michael Ángelo Pérez, --quien desde el miércoles desapareció de su casa, ubicada en la misma Colonia donde habitaba doña Viola--, está involucrado porque supuestamente era amigo de la Archbold y se había ganado su confianza.

Otra persona que está siendo investigada es Federico Wilson Archbold, hijo de doña Viola, pero las razones no las reveló el informante, sólo explicó que en casos como esto “todos son sospechosos”.

“Hasta el momento no tenemos nada puntual sobre el paradero de la señora, estamos trabajando si”, aseveró la jefa de la Dirección de Auxilio Judicial, comisionada mayor Glenda Zavala,
Zavala no descartó que a la señora Archbold, ciudadana norteamericana, la hayan matado por motivos que aún desconocen.

“Nosotros no descartamos porque si no está ella y no ha aparecido, no podemos descartar nada”, afirmó Zavala.

Señaló que aún no tienen los resultados que confirmen o descarten si las manchas encontradas dentro del vehículo son o no sangre de la desaparecida.