•  |
  •  |
  • END

En una acción heroica murió al recibir un impacto de bala el suboficial Gerald Francisco Zeledón Zavala, de 27 años, cuando intentaba frustrar un robo la mañana del sábado, en el sector de los semáforos de Jardines de Veracruz.

Por este crimen la Policía capturó en calidad de sospechosos a Carlos Francisco Díaz Flores, de 24 años, y José Luis Muñoz Centeno, de 40, quienes huían en un autobús que cubre la ruta 101.

El deceso del suboficial Zeledón se produjo minutos después de ingresar al Hospital “Roberto Calderón”, con un impacto de bala en el tórax, confirmaron las autoridades policiales.

El comisionado mayor Pablo Emilio Ávalos, jefe de la Sexta Sección de Policía, dijo que Carlos Francisco Díaz Flores fue quien disparó a Zeledón cuando intentaba frustrar el robo contra dos empleados del negocio “Rapi Préstamo”.

Díaz hizo dos detonaciones impactando un proyectil en el vehículo, blanco, placas M 056026, donde viajaban los hermanos Juan Carlos y René Arellano García, empleados del referido negocio. El otro proyectil dio en la humanidad del heroico policía, explicó el comisionado Ávalos.

Paradójicamente las víctimas del robo con intimidación lo único que llevaban en el bolso que los asaltantes le arrebataron era recibos de cobro, indicaron las autoridades.

Ciudadanía ayudó a esclarecer el crimen

Para el rápido esclarecimiento del crimen y la captura de los sospechosos fue determinante la colaboración de los ciudadanos, destacó la comisionada mayor Vilma Reyes, portavoz de la Policía.

“Un ciudadano tomó el radio comunicador del suboficial Zeledón y llamó al puesto de mando de la Policía informando de lo sucedido lo que permitió activar el sistema de seguridad”, destacó Reyes.

Durante el registro en el bus que huían Díaz y Muñoz, también fue vital para su reconocimiento el testimonio de los otros pasajeros quienes de manera discreta los señalaron y mostraron a la Policía el sitio donde habían dejado escondida el arma homicida.

Victimario un delincuente de carrera larga

Carlos Francisco Díaz, es un delincuente de alta peligrosidad, así lo demuestra su largo historial delictivo, en el que hay 27 antecedentes por diversos delitos, como violaciones y homicidios, subrayó el jefe de la Estación Seis de Policía.

Los dos hombres serán acusados hoy en los tribunales en calidad de coautores por lo que hace a la presunta autoría de los delitos de robo con intimidación agravado y homicidio.

Francisco Zeledón Ayala, padre del suboficial asesinado, dijo haberse comunicado vía telefónica con su hijo – Gerald Zeledón- por última vez minutos antes de la tragedia.

“Papá ya voy para el trabajo” le dijo el oficial a su padre. El agente deja en la orfandad a una niña de cuatro años.

Al caer la tarde la directora de la Policía Nacional, Primera Comisionada Aminta Granera, lo ascendió de manera póstuma al grado de suboficial mayor.