•  |
  •  |
  • END

El Instituto de Medicina Legal confirmó que en el deceso de Rubén Darío Guzmán Landeros, de 48 años, encontrado muerto la mañana del pasado martes en un predio baldío en las cercanías de la discoteca “El Chamán”, hubo mano criminal.

Según el dictamen médico legal, Rubén Darío Guzmán murió a consecuencia de un edema pulmonar que le causó la golpiza que aparentemente le propinaron con un trozo de madera.

A consecuencia de la tunda, la víctima sufrió la fractura en varias costillas, agrega el dictamen médico post mortem. Por la contundencia de las lesiones encontradas los forenses estiman que la víctima fue golpeada sin piedad al menos durante una hora.

Al momento del hallazgo por parte de los vigilantes de la disco antes mencionada, Guzmán estaba desnudo. La víctima habitaba en el peligroso barrio “Jonathan González”, también conocido como “Vietnam”.

Testigos entrevistados por las autoridades policiales indicaron que el infortunado se encontraba desde tempranas horas ingiriendo licor con seis sujetos en el predio donde fue encontrado muerto.