Francisco Mendoza S.
  •   MATAGALPA  |
  •  |
  •  |
  • END

Cuatro personas perdieron la vida en diferentes circunstancias y municipios de este departamento: dos fueron asesinadas, una se quitó la vida colgándose de la solera de su casa por problemas pasionales y la cuarta aparentemente falleció por intoxicación alcohólica, según informaron las autoridades policiales por medio de la Oficina de Relaciones Públicas.

Uno de los crímenes se registró en el barrio “Lucidia Mantilla”, de esta ciudad, donde perdió la vida el ciudadano Mario Antonio Castro Talavera, de 18, quien recibió tres puñaladas en diferentes partes del cuerpo, además de una pedrada.

Las investigaciones realizadas por la Policía revelaron que Castro Talavera se movilizaba en su bicicleta por una de las calles del barrio antes mencionado, cuando fue interceptado por Manuel Antonio Mongalo Rayo, de 23 años, quien sin mediar palabra alguna le asestó una pedrada para derribarlo del velocípedo, acto seguido le descargó las tres mortales cuchilladas, y luego se dio a la fuga.

Aún con vida, Castro fue trasladado al Hospital Regional “César Amador Molina”, pero falleció minutos más tarde, mientras las autoridades lograron capturar al homicida, quien ya pasó a manos del Ministerio Público para que responda por el crimen.

Puñalada al corazón

Asimismo, se conoció que en el municipio de Paiwas, Región Autónoma del Atlántico Sur, perdió la vida de una puñalada que le atravesó el corazón, el ciudadano Bismarck Urbina, de 19 años, a quien encontraron de bruces sobre la mesa donde había estado tomado licor con su homicida.

Este hecho se registró en la comarca El Toro, del municipio antes mencionado, cuando la víctima estaba en la cantina conocida como “La Amistad”, lugar al que se presentó Harold Urbina, de 40 años, quien después de tomar cervezas por invitación de Urbina, le asestó la mortal puñalada para luego huir.

Hasta el momento se desconoce el móvil del homicidio, pero un equipo de investigadores de la Policía Nacional se dirigió hasta el lugar del crimen para tratar arrestar al homicida y evitar que el hecho quedé impune.

Muere “por amor”

La Policía también informó que en el municipio de La Dalia perdió la vida Margine Mendoza Sotelo, de 19 años, quien al parecer ya no quería seguir discutiendo con su novio y sufriendo por amor, por lo que se colgó de la solera de la casa de sus padres.

Otro que perdió la vida es Erick Ochoa, de 20 años, quien habitaba en la comarca La Escalera, municipio de Matagalpa.

Fausto Hernández Ochoa dijo que su sobrino fue a una fiesta en la casa de Adelo Rizo, de donde salió diciendo que iría a la suya, pero no lo logró, porque lo encontraron muerto a 700 metros de su destino.

Las autoridades están investigando porque unos dicen que hubo mano criminal en su deceso y otros manifiestan que fue por intoxicación alcohólica, pero los forenses son los que tendrán la última palabra.