Francisco Mendoza S.
  •   MATAGALPA  |
  •  |
  •  |
  • END

La muerte le llegó a un ciudadano que había estado adorando al Dios Baco. El médico forense que atendió el caso confirmó que el deceso fue por intoxicación alcohólica.

Francisco Arancibia Martínez, de 44 años, era el nombre del infortunado que habitaba en la comarca El Prado, municipio de Darío.

Él fue encontrado muerto a las seis de la tarde del viernes por vecinos que pasaban por la comunidad, por lo que de inmediato dieron parte a las autoridades policiales, cuyos agentes se movilizaron al lugar del hallazgo para realizar las investigaciones correspondientes.

Inicialmente, los familiares de la víctima pensaban que podía haber mano criminal en el deceso de Francisco Arancibia, pero las investigaciones determinaron que este falleció por exceso de licor.

Asimismo, se conoció que en estado delicado se encuentra Moisés Martínez, de 26 años, después de recibir una puñalada en la parte izquierda del tórax que le propinara José Castro González, de 25 años, hecho ocurrido en el barrio Fabio Martínez del municipio de San Dionisio.

Las primeras investigaciones realizadas por la Policía revelan que el victimario estaba ebrio, pero al encontrarse con Moisés Martínez, lo atacó a cuchilladas sin motivo alguno, luego se dio a la fuga, pero posteriormente fue capturado, mientras el herido fue trasladado a un centro asistencial.