•  |
  •  |
  • END

En un confuso incidente acaecido la madrugada del domingo en el barrio “Georgino Andrade”, pereció un joven, dos hombres salieron lesionados, y un taxista salió huyendo, dejando abandonado el vehículo.

La víctima se llamaba Yáder Antonio Pérez González, de 19 años, y los heridos --que se recuperan en el Hospital “Roberto Calderón”-- son Daniel Ernesto Vargas y José Daniel Navarrete.

Los dos sobrevivientes, además de dar versiones distintas sobre el incidente, se acusan mutuamente de ladrones, mientras que el paradero y la identidad del taxista continúa siendo un misterio.

Pérez murió tras recibir un impacto de bala en un costado, relató José Daniel Navarrete, amigo de la víctima.

Versiones encontradas

Vargas, quien recibió un balazo en el antebrazo derecho, asegura que la noche del sábado estuvo tomando licor con tres amigos en Plaza Inter, pero luego éstos tomaron un taxi rumbo al oeste de la ciudad capital, y él abordó la unidad placas M02613. Le pidió al taxista que lo llevara de la Sandak del “Iván Montenegro”, una al sur, media al este.

En el trayecto, específicamente en el cruce de los semáforos de Rubenia, abordaron el taxi Yáder Antonio Pérez y José Daniel Navarrete, quienes solicitaron que los llevaran cerca del Complejo de Salud “Concepción Palacios”, pero antes de llegar a su destino, supuestamente, intentaron robarles a Vargas y al obrero del volante, según la versión de Daniel Ernesto.

Agregó que como se opusieron al atraco, Navarrete sacó una pistola, forcejeó con ellos, y en medio de la lucha, baleó a su supuesto compinche, Yáder Antonio Pérez.

La otra historia

José Daniel Navarrete contradijo la anterior versión, diciendo que él y Yáder Antonio abordaron el taxi para ir al barrio Waspam. En el vehículo ya iba como pasajero Daniel Ernesto Vargas, pero al llegar cerca del Complejo “Concepción Palacios” sacó una pistola, los encañonó, y les exigió que les entregaran todo lo que andaban.

Navarrete relató que como su amigo Yáder Antonio hizo un ademán de defensa tocándose la bolsa trasera del pantalón, Vargas le disparó a quemarropa.

Agregó Navarrete que como él forcejeó con el pistolero, salieron heridos él y su agresor.

En medio de la confusión, el taxista trató de huir con su vehículo, pero Navarrete dice que le quitó las llaves del vehículo, y en él se trasladó al hospital junto a Yáder Antonio, pero éste llegó muerto.

La vocera de la Policía Nacional, comisionada Vilma Reyes, dijo que será hasta hoy que se dará a conocer el resultado de las investigaciones.