•  |
  •  |
  • END

Una oscura Nochebuena tendrá que vivir Luis Manuel Alonso López, de 44 años, quien perdió la visión totalmente hace cuatro meses, luego que su hermano Orlando José Alonso, lo golpeara con un tubo en la cabeza.

Don Luis Manuel, quien ayer presentó a la Estación Dos de Policía, dijo que decidió denunciar el caso hasta ahora, porque su mamá y sus otros hermanos lo amenazaron con echarlo de la casa si delataba al agresor.

A consecuencia de los tubazos que se originaron porque don Luis Manuel le reclamó a su hermano por haber llegado ebrio a la casa, la tarde del pasado 23 de agosto, el agredido pasó dos semanas internado en el Hospital “Antonio Lenín Fonseca”.

En la década de los 80, cuando prestaba el Servicio Militar Obligatorio, don Luis Manuel perdió la visión del ojo izquierdo por herida de bala en un combate, hecho ocurrido en las montañas nicaragüenses.

Pese a que no miraba con el ojo izquierdo, él se ganaba la vida como vendedor ambulante, pero ahora que perdió la vista del otro órgano, no sabe cómo va a hacer para sobrevivir.

Las autoridades policiales informaron que van a proceder a investigar el hecho ocurrido en Batahola Norte.

El denunciante informó en la Estación Dos de Policía que su hermano anda huyendo, por lo que no fue posible conocer su versión del caso.