•  |
  •  |
  • END

“No suelten al que mató a mi hijo”, repetía casi desvaneciéndose Gioconda Berríos Cruz, madre de Freddy Sánchez Berríos, ultimado de una estocada a manos del delincuente apodado “El Loco”.

Berríos expiró en el Hospital Alemán Nicaragüense después de casi cuatro horas de agonía, tras recibir una estocada debajo de la tetilla derecha, aseguraron los apesarados familiares.

El joven se rindió ante la muerte minutos después de salir del quirófano, ya que los médicos lo operaron en un intento por salvarle la vida, pero le sobrevino un infarto.

El crimen tuvo como escenario una calle de la Colonia Primero de Mayo, donde el joven estaba entregando a domicilio un tanque de gas propano en una motocicleta, confirmaron sus parientes.

Aparentemente, la víctima se opuso a que “El Loco” le robara el teléfono celular y el dinero que portaba, según información brindada por las autoridades.

“El Loco” fue capturado horas más tarde por agentes de la Estación Seis de Policía, quienes se movilizaron rápido para evitar la huida.

Freddy Sánchez era el menor de los cuatro hijos de doña Gioconda Berríos, habitante del barrio “Germán Pomares”, en el Distrito Cinco de Managua, donde anoche se realizó el velorio.