•  |
  •  |
  • END

Yerling Griselda Rojas Cruz, de 20 años, debería estar arrullando al mayor de sus dos hijos que ayer cumplió cinco años, pero está en el cementerio, porque la madrugada del lunes se quitó la vida lanzándose bajo un camión cisterna para ser arrollada.

El hecho ocurrió a eso de las tres de la madrugada del lunes, cuando decidió cruzarse la carretera de forma imprudente en el momento en que pasaba la cisterna.

Tres testigos que observaron lo ocurrido, relataron a las autoridades policiales de Nagarote que la joven antes cruzar la carretera estuvo tomando licor en un kiosco, y, además, se hizo heridas en los antebrazos.

Al momento del fatal impacto, Henry Domínguez Saravia conducía el camión cisterna, azul, placas M 136553, en dirección de este a oeste, y la suicida se cruzó la carretera de norte a sur.

Oscar Cruz dijo que la familia doliente no interpondrá denuncia contra Domínguez por el deceso de su sobrina, porque están claros de que no tiene culpa por la tragedia.

Yerling Rojas Cruz, quien ayer recibió cristina sepultura en el cementerio de Nagarote, también deja en la orfandad a otro infante de un año.