•  |
  •  |
  • END

Sobre un charco de sangre y con un machete debajo del cuerpo, apareció muerto en la sala de su casa el catedrático Iván Pineda Hunter, de 58 años.

El cuerpo sin vida del profesor universitario fue descubierto por Francisco Daniel Santos Sánchez, quien llegó pasado el mediodía del martes a avisarle a Pineda que mañana --hoy miércoles-- era el último día para que pudiera pagarse en el centro donde trabajaba.

“Yo vine a avisarle que mañana --hoy-- era el último día para que fuera a retirar su pago en la universidad, y también para que le pagara a mi tía la comida que le fiaba”, explicó Santos.

El joven dijo que al observar por la ventana el cuerpo sin vida de Pineda boca abajo, sobre la sangre, dio la voz de alerta a los vecinos.

El papá de la víctima, quien también se llama Iván Pineda, confirmó a la Policía que su hijo era alcohólico, y que vivía solo en la casa J-618 de la Colonia Centroamérica, donde ayer fue encontrado sin vida.

Dos hipótesis

A pesar de que las investigaciones apenas inician, existen dos versiones sobre las posibles circunstancias en las que murió el profesor.

La primera es que probablemente él escuchó un ruido en la madrugada, tomó su machete, y en lo oscuro se resbaló y cayó, golpeándose la cabeza en el piso de forma fatal.

Una fuente policial dijo que el machete encontrado bajo el cuerpo de Pineda no tenía manchas de sangre y tampoco había señales que evidenciaran violencia.

Además, el padre de la víctima tuvo que forzar la puerta de la casa para entrar, porque la misma estaba con doble cerradura.

Sin embargo, otros vecinos que demandaron el anonimato, aseguraron que quien presuntamente lo pudo haber matado fue un joven que huyó por el techo de la casa.