• |
  • |
  • END

Dos jóvenes y un hombre de 30 años perdieron la vida de forma violenta durante la Noche Buena y las primeras horas del 24 de diciembre, en Managua, confirmaron las autoridades policiales.

Dos de las muertes ocurrieron en distintos puntos del reparto “René Schick”, en el Distrito Cinco de la capital.

José Luis Siero Aguilar, de14 años, fue la primera víctima fatal de la violencia la noche del 24 de diciembre, al ser impactado de bala en la cabeza.

Según los familiares de Siero, los autores del crimen son los sujetos apodados “El Chele Ulises” y “Nunu”, quienes se movilizaban en una motocicleta roja.

El móvil de este crimen parece ser una “pasada de cuentas”, porque los criminales antes de ejecutar el asesinato preguntaron por el nombre de la víctima.

El otro

Silvio José Díaz García, de 18 años, también murió bajo el fuego de las balas en una calle de ese populoso barrio ubicado de la periferia oriental de la capital.

Díaz expiró la madrugada del 25 de diciembre en el hospital “Roberto Calderón”, donde los médicos trataron de manera infructuosa de salvarle la vida.

La víctima vivía en la II Etapa del Reparto Schick, mientras, sus victimarios habitan en la IV Etapa del mismo vecindario, según las primeras investigaciones hechas por la Policía.

En ninguno de estos dos crímenes la Policía reportaba detenidos hasta la tarde de ayer viernes.

Mata al vecino

El tercer crimen ocurrió en las primeras horas de la madrugada de ayer viernes, en el barrio “El Recreo”, donde Miguel Ángel Sánchez Ramírez, mató de un impacto de bala en el tórax a su vecino Juan Carlos Aburto González, de 30 años.

En el hecho sangriento también salió lesionada Juana Isabel Durán, esposa de la víctima, a quien el victimario le disparó con una escopeta artesanal, según la denuncia presentada en la Estación Tres de Policía.

En represalia por el crimen, varios desconocidos destruyeron la casa de Sánchez y quemaron sus enseres. Horas antes del ataque, el homicida y su mujer, junto a sus cinco hijos, huyeron del barrio con rumbo desconocido.