Moisés Centeno
  •   LAS MINAS, RAAN  |
  •  |
  •  |
  • END

La paz y fraternidad que se multiplica durante las fiestas de Navidad y Año Nuevo, resultó todo lo contrario para Jorge Duarte, de 55 años, alias el “Tico”, quien mató a machetazos a José Hernández Sotelo, de 23 años, conocido como “Chepe”.

El crimen que conmovió a los pobladores de la comunidad “La Bodega” jurisdicción de Mulukukú, en la Región Autónoma del Atlántico Nicaragüense, aconteció el pasado fin de semana.

Duarte murió de ocho heridas cortantes asestadas en el cuello, cráneo, costados, abdomen y brazos, dentro de la vivienda del señalado autor, hasta donde llegó corriendo el infortunado con el fin de ajustar cuentas con el “Tico”.

Según una investigación preliminar de la Policía, minutos antes, Duarte le propinó un balazo en la pelvis, al hermano de “Chepe”, Israel Hernández Sotelo, dentro de una cantina, donde se originó una discusión por 100 córdobas que éste le debía al “Tico”.

Fue debido a ese incidente que la víctima intentaba vengarse por lo que le habían hecho a su hermano, siguiendo hasta la casa de quien le disparó, es decir, hasta donde vive el supuesto victimario, penetrando al interior de la vivienda, sin imaginar que era esperado por el “Tico” con un filoso machete y con el que lo ultimó.

El presunto autor del homicidio estaba acompañado de Ronald Antonio Romero, de 29 años, alias “Tipitapa”, sin embargo, todo hace indicar que éste no participó en el hecho sangriento, pero serán las investigaciones policiales que determinarán su situación.

Mientras tanto, el “Tico” huyó, razón por la que es buscado por la presunta autoría de los delitos de lesiones graves y homicidio.