•  |
  •  |
  • END

Tapándose los rostros con sus camisas y lanzando improperios contra los periodistas llegaron a los Juzgados de Managua los dos acusados de realizar un secuestro express contra Tania Juárez Guzmán, hija del Inspector del Ministerio Público, el fiscal Armando Juárez.

Abel Anselmo Salmerón Tórrez y Carlos Humberto Estrada Morales son los dos hombres a quienes el Ministerio Público les imputa la presunta coautoría de los delitos de robo agravado y lesiones leves en perjuicio de Tania Juárez.

La pareja de asaltantes despojó a la joven de 25 celulares de diversas marcas y modelos valorados en 2 mil 516 dólares (59 mil 911 córdobas), refiere la acusación fiscal.

Además de los 25 teléfonos móviles, Juárez fue despojada de un reloj, una cadena y una pulsera de oro, además de mil córdobas en efectivo que portaba en una billetera.

Para obligar a Juárez a entregar los 25 celulares, Carlos Humberto Estrada la golpeó en el rostro, brazo y abdomen, pero como ella se resistía le apuntó al rostro con una pistola negra, señala la acusación fiscal.

Venta a “topes”

Luego de despojarla de los 25 teléfonos celulares en los alrededores del Cementerio Oriental, los acusados dejaron abandonada a su víctima en la Calle 6 del barrio María Auxiliadora, revela el escrito acusatorio.

Acto seguido los acusados se dirigieron a un negocio en el barrio Bóer, donde vendieron varios de los 25 aparatos de comunicación en 2 mil 800 córdobas.

El secuestro express se produjo al anochecer del pasado viernes 8 de enero, cuando la víctima abordó el taxi placas M 0644, luego de salir de su negocio.

Al concluir la audiencia preliminar, el juez José Luis Araica les impuso la prisión preventiva a los acusados y programó la audiencia inicial para el próximo 22 de enero.