•  |
  •  |
  • END

De dos machetazos en el brazo y dos disparos en diferentes partes del cuerpo pereció en el hospitalito de Tipitapa “Yolanda Mayorga”, el joven Wilber Israel Morales Alfaro, de 18 años, alias “Culi”, a manos de un yerno de su hermana, quien se acordó de un viejo problema y aprovechó el momento para vengarse.

El hecho ocurrió frente a la casa del infortunado en el “Reparto Molina”, también conocido como “Oronte Centeno”, la tarde del miércoles, cuando la víctima en estado de ebriedad, amenazaba con filoso machete a quien pasaba por el lugar, sin imaginarse que su victimario utilizaría el arma para matarlo.

Según testigos del hecho, a eso de las cinco de la tarde, cuando “Culi” estaba en completamente ebrio se apareció Masiel Alfonso Rugama, apodado “Masiel”, quien tenía rencillas con la víctima, que en meses anteriores le había herido la cabeza.

Asimismo indicaron que el asesino no paraba de decirle al infortunado “así te quería agarrar” y le quitó el machete y le propinó dos “filazos” en el brazo, posteriormente sacó de entre sus ropas un revólver calibre 38 e hizo dos detonaciones, una que impactó en los pies de “Culi” y otra en el abdomen, la cual le perforó varios órganos vitales.

El joven fue trasladado al hospital donde ingresó fallecido, mientras el asesino se dio a la fuga por veredas.

Familia pide justicia

Petrona Marenco, tía del occiso, entre llantos indicaba que antes que mataran a “Culi” pasó por su casa y con desesperación le decía “Tiíta vengo huyendo de la Policía por un bonche que hicimos”.

“Como era mi sobrino lo tenía que cuidar y aquí estuvo, almorzó, compró una botella y se fue a su casa en la bicicleta y al rato que se fue me vinieron a avisar que lo habían matado”, añadió.

Por su parte, la esposa del occiso no asimilaba su muerte y en repetidas ocasiones sacaba el cadáver de la caja y lo besaba, gritando que lo amaba. El joven deja un niño en la orfandad producto de una relación anterior.

Agentes policiales que realizan las averiguaciones, revelaron que tanto víctima como victimario se habían visto involucrados en varios casos de robo, así que “Culi” se fue de este mundo dejando cuentas pendientes con la justicia.