José Leonel Mendoza
  •  |
  •  |
  • END

Tres sujetos que se dedicaban a trasladar a nicaragüenses de forma ilegal, cayeron en manos de las autoridades ticas, junto a siete indocumentados de los 23 connacionales que transportaban sin sus debidos documentos de ingreso legal. De los “coyotes”, siete lograron escapar y se internaron en la zona boscosa, mientras que 16 fueron regresados a Nicaragua.

Preliminarmente se conoció que los paisanos, tenían tres días de haber caminado por veredas, y que se dirigían a trabajar en una piñera. Ellos provenían de Jalapa.

Los tres vehículos, un Hyundai Terracán, placas TA 1407, un Ford pick up, placa 95558, y un Mitsubishi Canter, fueron interceptados por oficiales de la Policía, el Tránsito y miembros del Grupo de Apoyo Operacional (GAO), en la entrada a la comunidad de Los Ángeles, ubicada en Pital de San Carlos.

En el Hyundai Terracán, que era conducido por un taxista de apellidos Abarca Solano, se capturó a siete indocumentados: dos niñas y cinco hombres. Al parecer, los “coyotes” les cobraron unos 14 dólares a cada uno por el transporte.

En el Ford, manejado por un sujeto de apellidos Chavarría Ramírez, encontraron a cinco, y en el Mitsubishi, conducido por un individuo de apellidos Porras Méndez, iban 10, pero sólo tres fueron detenidos porque siete esquivaron a la Policía.

Yasek Díaz, jefe de la Unidad Policial de San Carlos, reiteró que en la zona de Boca del Río San Carlos, se están aplicando controles para evitar el ingreso de indocumentados nicaragüenses, sobre todo en esta época, cuando cientos se aventuran a trasladarse de forma irregular.

lmendoza@elnuevodiario.com.ni