•  |
  •  |
  • END

JALAPA, NUEVA SEGOVIA

Después de tomarse unos tragos y tener sexo con una jovencita dentro de un cafetal cercano al parque La Asunción, Óscar Danilo Maradiaga Gahona, de 35 años, encontró la muerte por degollamiento a manos de dos adolescentes de 17 años, quienes ya están capturados.

Según un reporte de la Policía, el hecho sangriento ocurrió a la media noche del último miércoles en las cercanías del parque “La Asunción”, de esta ciudad, donde hace un par de meses murió acuchillado otro joven.

Por este caso, la Policía ha detenido a los dos jovencitos y a cuatro personas más que luego fueron liberadas porque se constituyeron en testigos del crimen.

Isabel del Carmen Santander Ramos, de 23 años, es una de las jóvenes que estaba con el dúo de homicidas.

Ella relató que la víctima llegó adonde ellos estaban debajo de una esfera terrestre que sirve de kiosko en el parque, y preguntó si les gustaban los tragos, a lo cual contestaron negativamente. El hombre se fue a comprar una cuarta de licor, cigarrillos y se tomó unos tragos.

Escenario de crímenes

Como en el grupo había dos mujeres y un homosexual, el hombre invitó a una de ellas a tener relaciones sexuales con él.

“Entonces mi amiga se fue con él, y los chavalos “se le pegaron” por detrás, esperaron al muchacho en un puente hasta que salió del cafetal”, reveló Santander Ramos, quien aclaró que hasta ese momento ignoraba las intenciones criminales de sus amigos.

Detalló que una vez que el hombre sació su apetito sexual, salió del monte, momento en el que sin mediar palabras uno de los adolescentes lo golpeó en la espalda y el otro en el pecho.

Según el peritaje policial, el menor de iniciales W.J.G.A empujó al desdichado bebedor, mientras D.A.A.R le colocó el puñal en el cuello, le exigió que le entregara el dinero, a la vez “lo bolsean” y le sacan dos billetes de 10 córdobas, luego insistieron en que les diera todo el efectivo que andaba, porque no creían que sólo portara 20 córdobas.

Bajo intimidación, Óscar Danilo respondió que ya no tenía dinero, “fue cuando D.A.A.R le propina dos estocadas en el cuello, una le amputó la oreja derecha, y, producto de las heridas, cae al suelo boca arriba y fallece instantemente”, determina el informe policial.

Corta pena para un gran delito

La joven de 17 años que tuvo el coito con la víctima, confirmó la versión dada por Santander al explicar que ella llegó al parque como siempre a las seis de la tarde “a esperar un chico”,
“Llegó entonces la víctima, a quien no conocía, y quedamos de ir a hacer el amor. Estuvimos en el cafetal como 15 minutos, después uno lo tenía (amenazado) por detrás y el otro por delante registrándole, yo ni sabía cuantas puñadas le dieron”, confesó.

El forense Pedro Joaquín Matute Hernández determinó que el desafortunado trasnochador falleció por shock hipovolémico provocado por una herida en la garganta de 17 centímetros de largo por 10 de ancho que cortó venas y arterias.

De ser encontrados culpables los autores de este homicidio podrían ser condenados a la pena máxima de 6 años que estable el Código de la Niñez y Adolescencia.