•  |
  •  |
  • END

Una “cal” y otra de “arena” recibieron los hermanos David y Juan Carlos González Guerra, porque uno de ellos quedó preso y el otro enfrentará en libertad el juicio en el que son acusados de haber matado a Francisco Gómez Meza, el 25 de diciembre de 2009.

Juan Carlos González supuestamente “le batió” las vísceras a Gómez, mientras que David le sujetaba el cuello a la víctima, según el escrito acusatorio presentado por el Ministerio Público.

Entre los testigos propuestos por la Fiscalía para ser presentados en juicio, figura una joven que asegura haber oído a uno de los acusados decir: “hoy vamos a tomar sangre”.

Uno de los acusados, David González, el que quedó en libertad, pero tiene que presentarse los lunes en la Oficina de Control de Procesados, es miembro de las tropas Especiales del Ejército de Nicaragua, según carnet que presentó su abogado defensor.

Para que el juez Arias determinara que el soldado del Ejército puede enfrentar el juicio en libertad, fue determinante el hecho de que él se presentó de forma voluntaria ante la autoridad policial.

La suerte de los hermanos González se determinará el próximo 22 de febrero, en juicio oral público.