Lésber Quintero
  • RIVAS |
  • |
  • |
  • END

La Policía del departamento de Rivas capturó a dos costarricenses que, supuestamente, pertenecen a una banda internacional dedicada al robo de vehículos.

A la hora del arresto, aparentemente pretendían llevar a Costa Rica una camioneta Toyota Hilux, doble cabina, que se habían robado en noviembre de 2009 en Managua, en el sector del Zumen, según información de la Policía.

Los detenidos son el policía de la Fuerza Pública costarricense, Adolfo Meléndez Fernández, de 38 años, y Johnny Iker Bermúdez Mantle, de 36, quien se identificaba con una cédula nicaragüense falsificada. Se hacía llamar Chester Antonio Mena García.

“Cambiolín” de placas

De acuerdo con la información policial, el once de enero los detenidos llevaron la Toyota Hilux a un parqueo situado contiguo al costado este de la casa departamental de FSLN, en Rivas.

En dicho lugar pidieron que les cuidaran la camioneta sin placas, y prometieron pagar la estadía. El día 16 de enero volvieron al parqueo, le colocaron una matrícula que pertenecía a otro vehículo y cuando trataron de salir rumbo a Costa Rica, fueron aprehendidos.

Según la Policía, la camioneta placas M100- 955 pertenece legalmente a Juan Carlos Marín Salazar, a quien se la robaron cuando su hijo se estacionó frente al Zumen. Ahí dos sujetos armados de una pistola y arma blanca, lo intimidaron y lo obligaron a descender del automotor. Luego se la llevaron.

Base nacional

La banda presuntamente está integrada al menos por cuatro costarricenses y tres nicaragüenses. El jefe de dicha organización trabaja desde la zona fronteriza con Costa Rica, donde realiza contactos con taxistas de Rivas a los que, supuestamente, les suministra recargas telefónicas para que lo mantengan informado sobre la presencia policial que hay sobre la Carretera Panamericana Sur.

También la banda contaba con el respaldo de abogados, cuyos nombres no fueron dados a conocer por la Policía para no estropear las investigaciones.

Aparentemente los abogados se dedicaban a falsificar documentos para tratar de legalizar los vehículos robados y trasladarlos a suelo costarricense, donde el policía tico, presuntamente, se encargaba de facilitarles los trámites.

Los dos detenidos y la camioneta fueron remitidos de la Policía de Rivas a la Estación Tres de la Policía de Managua, por ser en este territorio donde se perpetró el robo.