Silvia González
  •  |
  •  |
  • END

JINOTEGA

A pedradas murieron dos de cuatro elementos armados que horas antes habían asaltado a 12 campesinos, a quienes además, los retuvieron por más de ocho horas, en el municipio de San José de Bocay, departamento de Jinotega, según confirmó la Policía Nacional.

Los hechos ocurrieron el domingo entre las 10 de la mañana y las 7 de la noche, en la comarca Arenales Arriba.

Ese día, las 12 personas caminaban sobre una trocha, cuando de repente les salieron en el camino cuatro armados de revólveres calibre 38 y 22, con los rostros cubiertos, quienes bajo intimidación condujeron a sus víctimas hacia unos cafetales, donde los amarraron de pie y manos, y los mantuvieron en cautiverio por varias horas.

No escaparon a la furia campesina

Posteriormente los cuatro sujetos registraron a las víctimas para despojarlos de todas sus pertenencias y mantenerlos retenidos, hasta que decidieron liberarlos.

Una vez libre, las víctimas se llenaron de valor y persiguieron a los malhechores, quienes fueron atacados con piedras y palos.

Durante la huida de los delincuentes, dos de ellos cayeron abatidos, luego los campesinos los sepultaron en un cerro, mientras los otros ladrones huyeron.

Las autoridades aún no han identificado a los muertos ni a los prófugos, pero lograron ocupar una mochila, una capucha celeste, un abrigo, un cuchillo tipo comando, un revólver calibre 38 milímetros con la serie borrada, y seis proyectiles.

El monto de lo robado a los doce campesinos asciende a unos 5,000 córdobas en dinero en efectivo y granos básicos.