•  |
  •  |
  • END

Bernarda Medrano Álvarez, propietaria del bar “Mama Naya”, denunció que el juez suplente penal de Tipitapa, Carlos Mairena, y varios hombres que lo acompañaban, protagonizaron un pleito en su negocio, donde ella y el vigilante Róger Chavarría salieron lesionados.

La mujer de negocios mejor conocida como “Mama Naya”, aseguró que el funcionario judicial junto con otros de sus acompañantes fueron quienes lesionaron a golpes a Chavarría.

Los hechos denunciados por la “Mama Naya” acontecieron la noche del pasado 25 de octubre, en el bar ubicado en la Carretera Panamericana Norte.

El pleito comenzó cuando supuestamente uno de los acompañantes del juez suplente comenzó a pelear con los parroquianos de otra mesa, según la denunciante.

En medio del alboroto, “Mama Naya” asegura haberle pedido a Mairena y a sus acompañantes que dejaran de golpear a Chavarría, momento en el que un tercero la golpeó en el rostro.

“Del golpe casi me caigo, porque me tronaron todos los huesos”, aseguró la “Mama Naya”, agregando que a consecuencia del trauma sufre de problemas visuales en el ojo izquierdo.

Juez: “Soy testigo”

El juez suplente Carlos Mairena dijo ayer vía telefónica que él sólo fue testigo del pleito donde salió lesionada la “Mama Naya”, y advirtió que se reserva el derecho de querellarla por la vía penal.

“Esa señora – Mama Naya” es una mentirosa y la voy a procesar”, aseguró Mairena, quien afirmó que en las investigaciones hecha por la Policía, él aparece como testigo.

Sin esconder su incomodidad, Mairena dijo que la “Mama Naya” lo que pretende, acusándolo es afectar su imagen dentro del Poder Judicial.

“Yo fui víctima. Nadie puede decir que yo tiré un golpe”, afirmó Mairena, quien explicó que el pleito fue entre un grupo de bochincheros que vestían de negro con los vigilantes y meseros del negocio.