•  |
  •  |
  • END

Los robos en sus diferentes modalidades y el hurto son los delitos que más se atienden en las delegaciones policiales de Managua, y aunque son pocos los casos en los que se logra detener al delincuente, las autoridades policiales están trabajando para hacer más efectivo el encierro de los maleantes.

La Policía de la VI Delegación detuvo a Geovani Castellón Luna, de 19 años y a su compinche Juan Carlos Espinosa, de 32, quienes a la 1:30 de la mañana de ayer fueron capturados cuando, según la acusación, estaban chapeando el automóvil del señor Juan Rivera Centeno, de 32, en el barrio Villa Alemania.

“Ellos chapearon el vehículo plateado Hyundai, placas M 080261, de donde sustrajeron un radio y un ecualizador, pero en ese barrio se les logró capturar, ya que ellos viven en ese mismo sector”, aseguró Fabricio Muñoz, oficial de Información y Análisis de la Policía del Distrito VI.

Pretendió robarle a universitaria

Así mismo a las 12:15 minutos del mediodía de este viernes supuestamente Pedro José Morales Miranda, de 30 años, en las inmediaciones del puente peatonal de la Universidad Nacional Agraria, armado de un cuchillo despojó de una pulsera que portaba en su mano derecha y 200 córdobas a la joven universitaria Jea-
neth Isabel Flores, de 23 años.

“La afectada llamó a la Policía y tras un rastreo se logró la captura de Morales Miranda quien al presentárselo a la víctima, ella lo reconoció como la persona que le había robado”, aseveró Muñoz.

Robo entre enfermeros

Por otra parte, la enfermera Ivet Escobar Wilson, de 26 años, denunció en la Policía del Distrito VI que este viernes cuando a las 5:45 minutos de la tarde llegó a su casa de habitación, ubicada en el barrio Waspan Sur, se percató que su compañero de vivienda, el también enfermero al que sólo identificó como Luis, quien trabaja en el Hospital Antonio Lenín Fonseca, le había hurtado sus pertenencias.

“Ella se sorprendió cuando llegó a su casa y encontró el candado desprendido. Hacía falta un televisor, un DVD, un abanico y una cama. Parece que ellos habían establecido una relación de trabajo y luego ella se lo llevó a su casa, pero el sujeto no ha sido detenido”, indicó el oficial de Información.

Otro hurto agravado

Mientras tanto, el contador comercial de la empresa distribuidora de productos químicos, Cisa Agro, Francisco Javier Alvarado Solano, denunció por el delito de hurto agravado en la Policía del Distrito V, a la señora Ruth Marina Hernández, de 40 años, agente de ventas de esta empresa.

“La empresa le asignaba a esta señora productos, los cuales ella vendía a sus clientes, pero el dinero que obtenía de la venta no lo estaba reportando a la empresa Cisa Agro, además la denunciada utilizó formatos de facturas discontinuados por la compañía, los cuales entregó a sus clientes simulando transacciones lícitas y así burlar los controles internos de la compañía”, explicó el inspector Byron Castro, Oficial de Secretaría de la V Delegación Policial.

La denuncia señala que los clientes de la acusada manifestaron no haber realizado compras adicionales a Cisa Agro, por lo que representantes de la misma procedieron a interponer la denuncia, ya que Hernández hasta ayer no había dado la cara para dar explicaciones y hasta estos momentos está libre.