•  |
  •  |
  • END

Doña Sonia del Socorro Salinas, de 32 años de edad, denunció que Mario Rodríguez, de 42, ha dado licor en varias ocasiones a su hijo de tan sólo 13 años y para colmo, éste no sólo lo amenazó de muerte sino también interpuso ante la Policía del municipio de Tipitapa, una denuncia por supuesto robo de un celular.

La señora relató que la noche del pasado domingo, Rodríguez invitó a su hijo a tomar licor, en el barrio Yuri Ordóñez de Tipitapa, a sabiendas que el descarriado muchachito es víctima de las garras del alcohol y las drogas.

“Me dijeron que mi hijo agarró el celular de Mario, pero que cuando iba por la calle unos vagos se lo robaron y lo fueron a empeñar a un lugar en 300 córdobas. Entonces Mario fue e interponer la denuncia en la Policía, pero yo fui a sacar el celular de donde lo habían vendido y se lo regresé”, aseguró la señora, quien intentaba de esta forma resarcir el daño bajo las imputaciones contra su vástago.

Corruptor también lo amenaza de muerte

A pesar de que la mamá del chavalo regresó el celular, Rodríguez interpuso otra denuncia en la Policía, asegurando ahora que le habían entregado el aparato defectuoso, por lo que los agentes del orden han propuesto que realicen un trámite de mediación, sin embargo, la señora denunció que el hombre ha amenazado de muerte a su hijo.

“Él invita a beber a mi hijo y de remate me lo amenazó de muerte, dijo que lo iba matar porque le robó el celular”, manifestó la señora, quien no descarta interponer una denuncia en la Policía contra Rodríguez, ya que haber introducido al menor de edad a su casa para hacerlo ingerir licor, es un delito tipificado como corrupción de menores, algo de lo que el acusador es confeso, según las declaraciones de los testigos.

Contra ley expresa

Según los fundamentos y principios del Código de la Niñez y la Adolescencia, en su artículo 5 dicta que la niña, niño y adolescente, ante injerencias como discriminación, explotación, violencia, abuso o maltrato físico, psíquico y sexual, tratamiento inhumano, opresivo, trato cruel, atentado o negligencia por acción u omisión de sus derechos y libertades, “tiene derecho a la protección de la Ley, y los que lo realizaren incurrirán en responsabilidad penal y civil”, siendo la autoridad competente la Comisaría de la Mujer, Niñez y la Adolescencia.

Mientras en el artículo 66 se señala que se “prohíbe a los propietarios de establecimientos y otros, expender o suministrar, por ningún motivo, a las niñas, niños y adolescentes bebidas alcohólicas, estupefacientes, tóxicos, sustancias inhalantes, alucinógenos y aquellas controladas por las leyes y reglamentos vigentes o sustancias que generen dependencia física o psíquica”.

El calvario de esta madre ante los vicios de su hijo ha sido tan grande, que desde noviembre del año pasado viene buscando ayuda en el Ministerio de la Familia para que lo ayuden o lo metan al chavalo en un reformatorio, debido a que considera que éste se le ha escapado de su control perdiéndosele en el mundo de las drogas y la delincuencia.