•  |
  •  |
  • END

Los empleados públicos “a revolcarse”
Los empleados públicos de Corea del Sur han recibido una orden inusual: ir a sus casas a hacer bebés.

El Ministerio de Salud apagará las luces del edificio a las diecinueve horas. Lo harán para alentar a los empleados a irse a casa a pasar una noche apasionada con sus maridos y esposas. De esta forma esperan levantar la tasa de nacimientos, ya que Corea del Sur tiene una de las más bajas del mundo.

Además del tiempo libre se ofrecen premios generosos a los empleados que tengan más de un hijo y se organizan reuniones con el objeto de que los burócratas solitarios encuentren con quién copular.

Si bien las medidas han sido bien recibidas los críticos sostienen que el verdadero problema no está en tiempo disponible sino en el precio elevado de la manutención y educación de los niños.

Servicio de calentadores de camas
Una cadena hotelera ofrece un servicio de calentadores humanos de camas. La cadena de hoteles Holiday Inn empezará a ofrecer un insólito servicio gratuito de cinco minutos: se trata de empleados que se acuestan con usted en su cama para entibiarla. En la foto promocional los “calentadores” Jacqui Barry y Nick Woods ayudan a un huésped a pasar los primeros minutos en la cama.

“Es como tener una bolsa gigante de agua caliente”, explicó Jane Bendall, vocera de la cadena con más de 4 mil hoteles en todo el mundo. En esta época en la que varias zonas del hemisferio norte han sufrido fríos extremos y casi sin precedentes, la idea parece haber sido recibida con beneplácito.

El Dr. Chris Idzikowski, del Centro de Sueño de Edimburgo, explicó que una cama tibia es una buena forma de iniciar el proceso de quedarse dormido. Las primeras horas de sueño es cuando más desciende la temperatura corporal.

Padres preocupados y perros antinarcóticos
Ahora los padres preocupados por las adicciones no reveladas de sus hijos, pueden contratar perros antinarcóticos. Una firma británica de seguridad privada ofrece, por módicos cien dólares, una inspección al cuarto de los chicos a cargo de un simpático perro entrenado para detectar drogas. Cualquier sustancia ilegal que los animales hallaren deberá ser entregada a la policía.

Trevor Hutchinson, director de esta empresa de Portland, explica que en realidad es menos intrusivo poner a trabajar a un perro que hacerlo uno mismo. “Es mucho peor que sea el padre el que da vuelta cajones, repisas y diarios privados”, sostuvo.

Sin embargo, las asociaciones de prevención y control de las adicciones desaconsejan el procedimiento. “Los padres deben buscar ayuda antes de lanzar acusaciones. Es mejor decirle a tu hijo que estás preocupado por algo y que necesitas hablar con él de ello”.

El peor jefe del mundo
Si existiera el concurso del peor jefe del mundo, éste ganaría. Es tan malo que usted empezará a querer al suyo. El dueño de un centro de masajes fue arrestado por obligar a sus empleadas a tatuarse y por hacerle pagar a un colaborador por el privilegio de no trabajar siete días por semana. Además obligaba a sus empleadas a tener sexo con él bajo terribles amenazas.

Alex “Daddy” Campbell, de Glenview, Estados Unidos está acusado de obligar a las mujeres que trabajaban en su empresa a tatuarse una herradura con el número 917, en referencia al 17 de septiembre, fecha de su cumpleaños.

Danielle John, una empleada de Campbell de 23 años, a quien él extorsionaba por su situación de inmigrante ilegal, pidió ayuda a la oficina de Migraciones estadounidense. Ellos le tendieron una trampa y filmaron a Campbell recibiendo dinero de John para no denunciarla.

Dedicó al yo-yo 57 años de su vida
Luego de pasar décadas haciendo trucos, el rey europeo del yo-yo se prepara para entregar la corona. Don Robertson ha sido el rey del yo-yo gran parte de su vida. El primer campeonato lo ganó en 1953 y ahora con 81 años de edad finalmente deberá entregar su título, luego de haberlo mantenido durante casi seis décadas.

El señor Robertson de Braintree, Essex, publicó un libro de trucos y ha demostrado sus habilidades por televisión innumerables veces. Ahora los organizadores del campeonato europeo de yo-yo planean un homenaje en la República Checa. “Me tratan como a una leyenda viviente”, explicó.

“He tenido grandes momentos en todos estos años y he conocido todo tipo de lugares. Y lo bueno es que el yo-yo siempre vuelve”, bromeó Don.