Silvia González
  •   JINOTEGA  |
  •  |
  •  |
  • END

Como nunca se ha visto en Jinotega, el recién pasado fin de semana se registraron dos asesinatos, un homicidio y un policía resultó herido por dos delincuentes.

El oficial de policía Marcos Adonis Cortedano Moncada, de 30 años, fue atacado por varios delincuentes, quienes le dispararon cuando éste viajaba a bordo de una motocicleta en compañía de Daniel Suazo.

Los hechos se dieron el sábado 23 de enero a las 3:30 minutos de la tarde, en la comunidad San Luis, comarca Santa Teresa, cuando el oficial se dirigía del municipio de Jinotega hacia El Cua.

Según el afectado, sobre la vía aparecieron dos elementos armados, uno de ellos con un revólver calibre 22, con el rostro cubierto y vistiendo camisa pinta.

Le hicieron varios disparos, uno le impactó en el mentón, al lado derecho, lo que hizo que el uniformado perdiera dos piezas dentales.

La mala suerte quiso que en ese momento al policía se le apagara la motocicleta y uno de los maleantes le realizó un segundo disparo en el abdomen.

Gravemente herido, el policía descendió de su moto, se sacó del cinturón su arma de reglamento, pero uno de los sujetos se le lanzó encima y forcejearon.

Luchó cuerpo a cuerpo

El segundo delincuente gritaba alto ahí, momento en el que el oficial realizó un disparo con su revólver, por lo que el sujeto que gritó huyó hacia el monte, mientras continuaba la lucha cuerpo a cuerpo entre los dos hombres. El policía logró desarmar al antisocial y lo lanzó al otro lado de una cerca, lo que fue aprovechado por éste para darse a la fuga.

El oficial fue trasladado al Centro de Salud y posteriormente al Hospital Victoria Motta de la ciudad de Jinotega, donde se encuentra estable, pero sus atacantes no han sido capturados.

Uno de los que no sobrevivió fue Virgilio Lumbí Rivera, de 42 años, quien murió de 20 machetazos en diferentes partes de su cuerpo que le desfiguraron el cuerpo, cabeza y rostro.

Según un informe policial, el asesinato se dio cuando Lumbí Rivera regresaba a su casa de habitación ubicada en la comarca Las Parcelas, en completo estado de ebriedad, después de haber presenciado el juego de béisbol, pero al pasar por la casa donde se encontraban Denis Tercero, Fidel Martínez, Juan Moreno y Manuel Moreno, comenzaron a discutir.

“Crucificado” a machetazos

La víctima optó por retirarse, pero los sujetos le persiguieron hasta que Manuel Moreno, machete en mano, lo ultimó y huyó junto a sus compinches.

El hecho sangriento se registró el domingo 24 de enero a las 7 de la noche, en la comarca El Jiquelite, municipio de Santa María de Pantasma.

Por otro lado, Jaime Antonio Ruiz Rodríguez, de 18 años, fue la segunda víctima porque varios elementos lo machetearon en medio de una “bebedera” de guaro donde afloraron viejas rencillas, según informaron las autoridades.

La suboficial Lilliam Chavarría, primera oficial de la Secretaría Técnica de la Policía de Jinotega, informó que el delito ocurrió frente al bar “El Jacal”, el 23 de enero a las 10:15 minutos de la noche en la comarca El Amparo, Municipio de San Sebastián de Yalí. Los autores son dos menores de edad de 17 y 16 años respectivamente.

Según el dictamen del médico forense, la víctima falleció por hemorragia porque las heridas que de la cabeza y antebrazo izquierdo, afectaron piel y hueso.