Yelba Tablada
  •   JUIGALPA, CHONTALES  |
  •  |
  •  |
  • END

Elementos desconocidos acabaron con la vida del productor José Tomás Duarte Rivas, de 52 años, cuando de manera sorpresiva le salieron en el camino para asaltarlo y sin piedad le propinaron un balazo en la cabeza.

Duarte Rivas iba en compañía de su esposa, Nidia Esperanza Sandoval Enríquez, de 38 años, a su finca ubicada en San Patricio, Comalapa, a eso de las ocho de la noche del domingo, cuando de repente salieron de unos matorrales seis hombres, quienes aparentemente los estaban esperando.

Sin mediar palabras, los delincuentes dispararon sobre José Tomás, quien se cayó del caballo y perdió la vida al instante.

Luego los hombres obligaron a doña Nidia a llevarlos hasta su finca, dejando el cuerpo del infortunado tendido en el suelo, sin ayuda alguna.

Una vez en la propiedad de Duarte Rivas, le solicitaron a la dama que les entregara el dinero que tenía producto de la venta de unos semovientes.

Para que le perdonaran la vida, Nidia Esperanza entregó a los ladrones un mil doscientos córdobas, porque el resto de dinero ya había sido utilizado para pagar deudas.

Al ver que la viuda no tenía más dinero, los antisociales huyeron despavoridos con rumbo desconocido, mientras la dama pedía auxilio para ir a rescatar el cuerpo de su marido. Los comarcanos la ayudaron e informaron de inmediato a la Policía, que aún busca a los homicidas.